SAN10-01-2015
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Análisis técnico Santander: tras la ampliación de capital anunciada por el banco de Santander y la caída tan importante del viernes, creemos que es de gran interés analizar el valor y ver lo que puede suceder en las próximas fechas. Veamos los gráficos.

Gráfico desde máximo de 2007: desde el máximo histórico de 2007 tuvimos una fuerte y rápida caída hasta el mínimo de 2009 para luego subir aún más rápido hasta un máximo a comienzos de 2010 que se quedó a las puertas del máximo histórico. Después caída hasta el mínimo de 2012 en una corrección que lleva al valor hasta un poco más abajo del 80% de la subida anterior. Y ahora una subida hasta el máximo de 2014 que vuelve a dejar al valor casi en el máximo histórico pero sin llegar a romperlo. ¿Cómo encajar estos movimientos? Pues lo primero que se nos ocurre es que viendo lo que hemos hecho desde 2009, parece que puede tratarse todo el movimiento desde entonces una plana. Y es que tendríamos una primera onda A alcista, luego una B bajista que lleva más tiempo que la A y que corrige entre el 80 y el 100% de la A y ahora una C alcista que dura casi el 262% de la A y que he llegado apenas un poco por encima de la A, pero sin llegar a superar el máximo previo. ¿Qué supondría esto? Pues que si hemos hecho una plana desde el mínimo de 2009 todo eso habría sido una corrección a la caída desde 2007 y ahora deberíamos hacer 5 bajistas muy fuertes y rápidas que nos llevara, al menos, al mínimo de 2009. Eso sería muy bajista y supondría un varapalo muy grande para el valor, pero también que sería el final de la corrección iniciada en 2007 para comenzar después un nuevo impulso alcista. Pero para que esto sea así, deberíamos romper la alcista azul, que sería una 0-B de la plana más deprisa que lo que se habría hecho la C. Es decir, que deberíamos romper esa alcista azul antes de octubre de 2016. El problema es que la que sería la C de la plana parece que se ha hecho en 3 ondas y no en 5. Y eso significaría que no se trata de una onda C. Y si esta caída fuera una onda 4, ya no quedaría tiempo para hacer una 5 alcista, ya que la C ya habría sobrepasado el 262% de la A, aparte de que ya la 4 habría ido muy abajo para ser una 4, aunque aún podría ser posible. Pero ya en tiempo nos hemos ido. Por ello hay que pensar la opción de que desde el mínimo de 2012 lo que se haya hecho es un ABC. Y es que si desde ese mínimo de 2012 fueran 5 alcistas y se hubiera comenzado un nuevo impulso alcista, la 3 debería haber roto el máximo histórico, y no lo ha hecho. Bien, si entonces pensamos en que ha sido todo un ABC desde ese mínimo de 2012, entonces lo que hay que hacer es ver si se rompe la 0-B más deprisa que se hizo la C. Y vemos que el mínimo del viernes ha penetrado ligeramente esa 0-B, aunque al cierre se mantiene. Esa alcista es la clave. Porque si se rompe antes de noviembre significará que realmente hemos acabado un ABC y que habrá que corregir, al menos, hasta la zona de la B, es decir, hasta el 4,15 (precio actual, cuando se haga la ampliación de capital habrá que ajustarlo). Y si se llega a ese nivel antes de noviembre, significará que realmente la caída no es correctiva, sino impulsiva y eso nos deja en un escenario muy bajista. ¿Qué ocurre si esa alcista no se rompe? Pues entonces podríamos estar en una onda 4, aunque realmente parece que ya hemos bajado demasiado como para que sea una 4 y como ya no podemos relacionar en tiempo esta subida con la de 2009, habría que pensar en que esto ya es impulso alcista nuevo. Pero ya decimos que no es normal que la onda 3 no superara el máximo histórico. Por ello, debemos fijarnos en esa alcista verde muy detenidamente. Si se rompe y pensando en que la subida desde 2012 ha sido un ABC entonces tal vez habría que pensar en que estamos en una corrección más compleja, tal vez un triángulo. Y tal vez la corrección desde el máximo de 2007 fuera eso, un triángulo ascendente y ahora estemos haciendo la onda bajista final, la E para concluir toda la corrección. Pero eso lo iremos viendo. Si esta caída es una onda E, nunca podríamos bajar por debajo del mínimo de la C, lo normal sería ir a la alcista azul, aunque se puede quedar más arriba. Y luego la clave estaría en que rompiéramos máximos históricos más deprisa de lo que se habría hecho la onda E. Si esto es una onda E, no debería acabar antes de mediados de junio de este año (haría una onda E igual casi a la B e igual en tiempo al 38,2% de la D) y debería llegar a esa zona del 4,15. Si no llegamos ahí ni en tiempo ni en precio, es que no es una onda E.

Gráfico desde máximos de 2014: si miramos el gráfico desde el máximo de 2014, lo primero que nos damos cuenta es de que muy probablemente el tramo alcista acabó en fallo el 19 de septiembre en lugar de en el máximo de inicios de ese mes. Lo decimos porque desde el máximo no podemos trazar una 0-B con el rebote al máximo de diciembre limpia. Entonces si empezamos a contar desde ese máximo del 19 de septiembre habríamos hecho una A ó 1 bajista inicial, para luego hacer al máximo de diciembre una B ó 2. Después habríamos comenzado una C ó 3 haciendo una i y una ii y ahora estaríamos en la onda iii. Una onda iii igual al 162% de la i nos daría un 5,63, no muy lejos del mínimo del viernes. Y hay que tener en cuenta que los niveles en valores no suelen encajar al tick, como vimos en la subida desde 2012, en la que la posible C alcista se quedó a 0.20 de ser igual al 162% de la A. Una vez que terminara la iii, deberíamos hacer una iv que no llegara a cerrar el gap para luego hacer una v abajo. Y el objetivo para una C ó 3 igual al 162% de la A ó 1 nos daría un 5,16. Aunque hemos dejado abierta la opción de que estemos haciendo un ABC o 5 bajistas, nos decantamos porque estemos en un ABC, por la forma en la que se estaría haciendo la onda C ó 3. Y es que no es normal que en una 3 la onda i no pase del mínimo de la 1 y que la onda ii suba tanto. Por tanto nos decantamos por que estemos en una onda C. Y si es así, cuando acabe deberíamos romper por arriba la 0-B más deprisa de lo que se hizo la C. Luego vendrá el ver si estamos en una onda E dentro del gráfico anterior, porque si así fuera, lo normal sería que este ABC sea solo una A de esa E y hubiera que hacer una onda B que llevara su tiempo y que significara un pull-back a la alcista rota (si se rompe) y nos llevara a la zona de la B de este ABC bajista, es decir, al 7,41 (luego habrá que ajustar tras la ampliación de capital) para luego hacer una C bajista. Pero eso ya lo iremos viendo más adelante. De momento lo primero es ver si rompemos la alcista verde. Si vamos al 5,63 para terminar la iii, se rompería y luego tendríamos una onda iv que hiciera pull a esa alcista para luego confirmar la rotura haciendo la v bajista. Después esperaríamos a ver si se rompe la 0-B más deprisa de que se hiciera la C y si así fuera, esperaríamos a ver si se llega a la zona de la B también más deprisa de lo que se hizo la C. Si así se hiciera, significaría que el ABC ha sido toda la caída y hay que seguir subiendo. Si se llegara más tarde, entonces significaría que este ABC bajista ha sido una A y la subida posterior una B para luego hacer una C bajista que perdiera el mínimo de la A. Por otra parte, si no rompemos la alcista verde, todo cambiaría. Imaginemos que la iii de la C termina en esa alcista, hacemos luego una iv que sube para luego hacer una v abajo que termine en fallo sobre la alcista de nuevo. Pues todo habría sido una corrección y eso significaría que debemos irnos a máximos de nuevo.
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Loading...
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico