Tendencia alcista frente a tendencia bajista

Tendencia alcista frente a tendencia bajista

El artículo de hoy quiere seguir con lo iniciado en el anterior, Comprar fortaleza o comprar debilidad, pero haciendo un ejercicio como si fuera de Barrio Sésamo y Coco nos quisiera hacer ver la diferencia entre tendencia alcista frente a tendencia bajista.

Y es que ya dije anteriormente que lo habitual es que cuando estemos dentro de un valor y este baje, abramos más posiciones promediando a la baja.

O que cuando un valor baja mucho lo pongamos en el radar para intentar comprarlo e intentar aprovechar ese precio bajo.

Y si el valor está en tendencia alcista, no pensamos nunca en incrementar posición larga. Lo que nos asaltan son las prisas por vender y contar las ganancias o incluso ponernos cortos porque ha subido mucho.

Lo que no nos damos cuenta es que un valor en tendencia bajista puede tener un precio bajo que nos parezca atractivo para comprar. Pero que mientras la tendencia siga así, vamos a ver precios más bajos que nos parezcan aún más atractivos.

Vamos a verlo con dos ejemplos, uno de tendencia alcista frente a otro en tendencia bajista, para ver cuál habría sido mejor comprar.

Tendencia bajista

Un ejemplo claro de tendencia bajista lo tenemos en Telefónica. Desde 2015 la tendencia es abrumadoramente bajista. Y aquellos que pensaban que el precio era atractivo por la zona de los 6 euros, seguro que ahora lo ven aún más atractivo.

El problema es que si se han ido acumulando posiciones cada vez que se producían precios más bajos, ahora puede encontrarse uno con un porrón de acciones, por supuesto con pérdidas en prácticamente todas las entradas.

Se puede decir que aunque solo sea por el dividendo, el valor es atractivo… Pues hombre, ¿cuántos años hay que tener el valor en cartera para cobrar por dividendos todo lo invertido? Unos cuántos. Y todo ello suponiendo que el dividendo se mantenga (hoy Telefónica ha asegurado que lo mantiene), pero claro, con la posibilidad de cobrar en acciones o en cash, te encuentras que si lo cobras en acciones y el precio sigue bajando es mala opción y si lo cobras en cash, con la dilución, al final el dividendo que vas cobrando es menor.

Total, que mientras el valor no cambie de tendencia, no debería comprarse nada. Y, desde luego, si se está dentro (y no se han cerrado posiciones en la pérdida de soportes), no abrir nuevas posiciones por mucho que el precio baje y parezca de lo más atractivo.

Por supuesto, como se pierda el soporte en la zona de los 3,50, la caída continuará y no es descartable que vayamos hacia la parte baja del tridente bajista. Y eso supondría caída adicional hasta los 2,30. Es decir, un 38% adicional de caída.

Tendencia alcista

Un ejemplo de valor en tendencia alcista desde 2013 es Siemens Gamesa. Sí, es verdad que desde los máximos de 2017 ha estado corrigiendo. Pero no es menos cierto que hay un tridente alcista desde 2012 y no se ha roto. Luego sigue la tendencia alcista desde entonces.

Y lo mejor de todo es que éste era un valor en tendencia claramente bajista desde 2007 a 2012. Una caída considerable que llevó a un valor muy atractivo: un poco por debajo del euro desde los 28 de máximos.

Efectivamente, el que comprara a un euro ahora se habrá forrado. Lo malo es que es muy probable que el que buscara el suelo, si entró en un euro, también hubiera entrado antes en los 6 euros, en los 3,5 euros, en los 2,5 euros….

Pero si alguien hubiera esperado a que se rompiera el tridente bajista, hubiera incrementado después al superar el última máximo previo a la onda bajista final en los 6 euros y en el throw-back que se hizo… Y hubiera seguido acumulando cuando se iban rompiendo resistencias y cuando se iban haciendo correcciones… Pues habría ganado más que si se hubiera intentado encontrar el giro alcista.

Igual que ahora el que busque el giro bajista con cortos se pueda encontrar con días como hoy en los que pierda un 7%.

La última opción de entrada alcista la hemos visto en marzo con la caída por el coronavirus. Se llegó a la parte baja del tridente bajista desde 2012. Y desde ahí ya hemos visto lo que ha pasado.

Y ahora con la superación de la zona de resistencia en los 16 euros, la subida se ha acelerado. Señal inequívoca de una tendencia alcista de manual.

Efectivamente, ahora se llega a la zona de máximos de 2017. Y seguro que vemos complicaciones para seguir subiendo. Pero mientras el valor siga por encima de los 16 euros y, sobre todo, dentro del tridente alcista, la tendencia será la que es, alcista.

Y, desde luego, si se superan los máximos de 2017, el objetivo mínimo estará en los máximos históricos de 2007 y, probablemente, en la parte central del tridente alcista.

Conclusiones

Podemos buscar las excusas que queramos. Podemos decir que el precio de una parece exagerado y tiene que corregir y que el precio de la otra está infravalorado y tiene que subir.

Pero, de momento, la tendencia es la que es. Y no deberíamos ir contra ella. Y menos buscar los giros. ¿Por qué no subirse a la ola y aprovecharla mejor que intentar ir contracorriente?

Un ejemplo claro lo tenemos en lo sucedido hoy. Telefónica presenta unos resultado con ganancias. Menores de las mismas el año pasado por el covid-19, pero ganancias a fin de cuentas.

Y Siemens Gamesa ha presentado unos resultados con pérdidas muy elevadas, en contraposición con la ganancia de hace un año.

Resultado: Siemens Gamesa +7% y Telefónica -3%. ¿Tendrá algo que ver la tendencia?

Igual que si miramos el dividendo. Telefónica con una rentabilidad por dividendo muy elevada. Siemens Gamesa con un dividendo muy reducido. Y una no para de bajar, a pesar de ese dividendo y otra no para de subir. Telefónica cae un 38% en lo que va de año y Siemens Gamesa sube un 31% en el año.

Por tanto, deberíamos cambiar el chip. Y deberíamos invertir en acciones en tendencia alcista y olvidarnos de las que caen, y caen, y caen. Por muy atractivo que parezca el precio. Si cambia la tendencia será el momento de intentarlo. Pero no antes.

Dicho lo cual, si se produjera un cambio de tendencia en los dos valores, pues sería el momento de cambiar. Pero ahora mismo no. Y eso que Siemens Gamesa está ya en zona de resistencia. Pero ahí lo que se puede hacer es cerrar una parte o aplicar coberturas. Y eso solo si se forma una figura de posible techo, no antes.

Si inviertes a largo plazo, olvídate de esos errores que tanta gente comete. Busca una tendencia alcista sólida y compra, compra y vuelve a comprar hasta que la tendencia se agote. A fin de cuentas, si tienes una vaca lechera hay que ordeñarla hasta que no le quede más leche.

Pero si buscas una tendencia bajista y lo que quieres es buscar el giro, lo más normal es que te la acabes pegando.

Tendencia alcista frente a tendencia bajista. ¿Tú qué crees que debes comprar y qué evitar?

Foto Jay Huang/ Flickr Creative Commons

Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

 

Responsable: José Carlos Estévez

Finalidad: Envío de análisis diarios

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en los servidores de MailChimp, ubicados en Estados Unidos y acogida al Privacy Shield

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Consulta la política de privacidad.

MaloPobreNormalBuenoExcelente (4 votos, media: 4,75 de 5)
Cargando…
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico