Sacyr: rebotando en el sitio justo…

Sacyr: rebotando en el sitio justo… Sacyr ha sido uno de los valores más afectados por la crisis del coronavirus. Hemos visto una caída desde un máximo de 2,79 en enero a un mínimo de 1,06 en marzo. Es decir, una caída que ha llegado al 62% en algo más de un mes.

Sin embargo, desde ese mínimo, el valor está rebotando con mucha fuerza. Y eso es porque ha llegado a un sitio muy importante. Vamos a verlo.

Gráfico mensual

El gráfico desde máximos de 2007 muestra un posible tridente bajista en el que la importancia de la parte central ha sido clara. Mucho más allá de la parte alta o baja, con un único toque, la parte central ha servido para que el precio oscilara en torno a ella durante mucho tiempo.

Pues bien, la caída ha llevado a esa zona. Y el cierre de la vela mensual estuvo justo ahí. Pero es que, además, esa caída también coincidió con la llegada al soporte horizontal marcado por mínimos de 2016 y 2013.

Por si fuera poco, tenemos un tridente alcista desde los mínimos de 2012. Y esa parte baja también coincidía con esta zona alcanzada ahora.

Es decir, que teníamos una zona donde confluyen tres puntos de interés, con lo que era normal este rebote que estamos viendo. La zona de soporte era demasiado como para, después de una caída así, no tuviéramos, al menos un rebote.

Ahora es el momento de ver si este suelo es bueno o no. Si aguanta el tridente alcista, podríamos ver la continuación de la subida hasta la parte central del mismo. Si no aguanta el soporte, entonces la zona central del tridente bajista será la que marque.

Para pensar en que hemos hecho un suelo de largo plazo vamos a fijarnos en la bajista azul. ¿Por qué? Por la posibilidad de que sea la parte alta de un triángulo de muy largo plazo que se podría haber estado haciendo abril de 2011. Y ese triángulo podría ser la figura final de toda la caída iniciada en los máximos de 2007.

Lo único malo de esto es que esa bajista azul debería romperse más rápido de lo que se habría hecho el último tramo del triángulo, es decir, la onda e. Y eso ahora mismo sería mucho decir. Al menos que sigamos en la onda e y esta caída tan vertical haya sido el inicio de otro triángulo más pequeño para conformar la onda e en un mismo triángulo.

Veremos lo que ocurre. Pero este mínimo alcanzado podría ser una zona muy interesante. Y la situación del valor podría cobrar una especial importancia en los próximos meses para determinar si se ha podido hacer un suelo de muy largo plazo o no.

Lo iremos viendo.

Foto De Luis García, CC BY-SA 3.0 es

Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

 

Responsable: José Carlos Estévez

Finalidad: Envío de análisis diarios

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en los servidores de MailChimp, ubicados en Estados Unidos y acogida al Privacy Shield

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Consulta la política de privacidad.

MaloPobreNormalBuenoExcelente (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico