Banco Santander: el último soporte

Santander: en el límite del bien y del mal…

El Banco Santander es otro de los valores más grandes del Ibex que ha presentado una tendencia muy bajista en los últimos tiempos. Desde el máximo de 2018 ha perdido la friolera del 67%, que se dice pronto. Y desde el máximo del mes de febrero ha caído un 54%. Casi nada para 7 meses. Y eso ha llevado al Banco Santander ante el último soporte.

Y es que desde mayo está luchando por mantener ese soporte. Un soporte que viene desde 1997 y que no se ha perdido desde entonces. Eso le da una importancia aún mayor, ya que, en caso de pérdida, significaría un desplome aún mayor, tal es su importancia.

Vamos a verlo en el gráfico.

Gráfico mensual

El gráfico nos muestra a las claras que el Banco Santander no se ha recuperado de la crisis subprime y de la política de tipos de interés bajos. Desde el máximo de 2007 nunca ha vuelto a ese nivel. Y aunque hizo un par de intentos, nunca fue capaz de alcanzarlo.

Gráfico mensual Banco Santander 14 septiembre 2020

Gráfico mensual Banco Santander 14 septiembre 2020

Desde ese 2007 el valor dibujó un triángulo. Y se trataba de esperar a ver por dónde se hacía el escape. La situación provocada por el Covid-19 hizo romper por abajo en marzo. Y la vela de entonces fue demoledora, perdiendo un tercio de su valor solo en ese mes.

Esa vela ya llevó a las cercanías de este soporte. El último soporte del Banco de Santander. Y los siguientes meses ha sido una lucha constante por mantenerlo. El rebote de junio no llegó a la parte baja del triángulo roto, poco le faltó, y lo podemos considerar un pull-back. Y desde entonces hemos vuelto a esa zona de soporte.

El que en un soporte tan importante y que viene de tan lejos el rebote se frene incluso antes de tiempo y se vuelva tan rápido al soporte, siendo los rebotes posteriores cada vez menos intensos, no es buena señal. Y parece invitar a pensar que ese soporte se va a romper. Ya sabemos que un soporte lo sigue siendo mientras no se rompe, pero…

La situación si se pierde este soporte no sería nada halagüeña, todo lo contrario. Porque como puedes ver, este nivel se superó en 1997 y desde entonces todos los toques han significado nuevos rebotes. Pero por debajo, el siguiente soporte horizontal no está hasta los entornos de 1,10 euros. Luego tendríamos una nueva caída de importancia.

Sin embargo, es posible que si se perdiera el soporte la cosa no llegara a tanto. Y es que podríamos tener un tridente bajista, el rojo, desde precisamente 1997. La zona superior coincidiría con ese triángulo roto a la baja, la parte central habría sido la que frenó la caída en 2016 y la que ha parado en seco el rebote tras los mínimos de mayo y la parte inferior vendría marcada por los mínimos de 1997 (tras romper el nivel horizontal), 1998 y 2002.

Eso significaría que, si se rompe el soporte, la zona baja del tridente estaría por 1,3 euros. Y podría ser la zona para pensar en una parada de las caídas. Tampoco se puede descartar que tengamos un picotazo a la zona del 1,10 para mantener a cierre esta parte del tridente.

Pero lo primero es ver qué ocurre con el que he llamado el último soporte del Banco Santander. Si se rompe o no. Hay que tener en cuenta que el MACD está llegando a los mínimos de 2009 y el RSI está en sobreventa como entonces, aunque también es cierto que lleva ahí desde marzo.

Más allá de los gráficos, ¿es interesante comprar un banco tal y como está la situación? Todos sabemos lo que significa que los tipos de interés estén por los suelos para los bancos. ¿Alguien piensa que van a subir los tipos de interés en el medio plazo? No, ¿verdad? Pues es complicado poder apostar por los bancos así.

Podemos llegar a la parte baja del tridente, podemos tocar el siguiente soporte horizontal. Y eso puede llevar a un rebote, incluso considerable. Pero, ¿tanto como para apostar por el Banco Santander? Seguramente otros sectores con más futuro sean más atractivos. Sin embargo, ahí están los gráficos.

Veremos lo que ocurre. Primero si se pierde el último soporte en el Banco Santander o no. Y si se pierde, qué sucede al llegar a la parte baja del tridente bajista.

Foto de Hectr – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0

Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

 

Responsable: José Carlos Estévez

Finalidad: Envío de análisis diarios

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en los servidores de MailChimp, ubicados en Estados Unidos y acogida al Privacy Shield

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Consulta la política de privacidad.

MaloPobreNormalBuenoExcelente (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico