0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

El Banco de Santander, tras un comienzo de año en el que estaba aguantando muy bien el chaparrón de caídas de las bolsas, comenzó un movimiento bajista muy claro desde el mes de Mayo.

Ese movimiento se intensificó en el mes de Octubre llevando la cotización desde por encima de los 10 euros a los 6. Desde allí se inició un buen rebote hasta los 8 euros, pero el anuncio de la ampliación de capital hizo que el valor se desplomara hasta un mínimo por debajo de los 5 euros el jueves, en lo que fue una caída del 40% en apenas 12 sesiones.

Sin embargo, el jueves se tocó la directriz bajista de soporte que se sigue desde Mayo y el valor rebotó allí, dejándonos un doji en esa zona de soporte que nos indicaba la indecisión de los bajistas para continuar con su movimiento. Si el viernes se hubiera formado una gran vela blanca, tal y como parecía en determinados momentos de la sesión, nos hubiera quedado una estrella del amanecer, lo que nos indicaría el comienzo de un movimiento alcista.

Sin embargo, y aunque no se formó esta pauta, debemos ver que la figura que se está formando es una cuña descendente. Este tipo de figuras son claramente alcistas y suelen ser especialmente fiables cuando se producen en una tendencia alcista, de tal modo que son figuras de continuación de tendencia. Sin embargo, cuando se producen en una tendencia bajista pueden ser una figura de cambio de tendencia, con lo que estaremos muy atentos a su ruptura.

De momento, el rebote en la parte baja de la cuña es positivo, aunque habrá que ver si la cotización se quiere ir hacia la parte alta de la cuña o si va a mantenerse cerca de la parte baja antes de rebotar con fuerza. Si el viernes se hubiera formado la estrella del amanecer, entonces podríamos pensar en ese rebote inminente. Ahora debemos esperar un poco para ver si se puede iniciar ese rebote.

De cualquier modo, a medida que se vaya cerrando la cuña, la ruptura estará más cercana y, con ella, la definición del movimiento. Si realmente se confirmara la cuña descendente rompiendo por arriba, el objetivo alcista estaría, al menos, en los 10,70. Pero primero debe romperse.


Por ello, a muy corto vamos a ver si se confirma un rebote en la parte baja de la cuña con objetivo en la parte alta de la cuña. A medio plazo vamos a esperar por dónde se produce la ruptura. De momento aún parece que puede quedar un tiempo antes de que se rompa y podríamos ver incluso al Banco de Santander en zonas más bajas. Pero si la figura se confirma, entonces podríamos ver el cambio de tendencia y un rebote mucho más importante.

Así pues, vamos a fijarnos en las directrices que forman la cuña. Por abajo la directriz donde se rebotó el jueves. Por arriba, la directriz que más nos interesa por si se rompe y se confirma la figura.

A corto, primera resistencia en los entornos de los 5,41, donde se quedó el gap bajista del jueves (y donde se giró el viernes en el rebote). Más arriba, la siguiente resistencia en los entornos de los 5,70.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

 

Responsable: José Carlos Estévez

Finalidad: Envío de análisis diarios

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en los servidores de MailChimp, ubicados en Estados Unidos y acogida al Privacy Shield

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Consulta la política de privacidad.

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico