0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

El Banco de Santander había sido uno de los valores que mejor se habían comportado a lo largo de las bajadas. Aunque en Enero había marcado unos mínimos inferiores a la cotización de ahora, el valor se recuperó apoyado en los magníficos resultados que nos viene ofreciendo el banco de Emilio Botín. Así, en Mayo ya casi había vuelto a los máximos históricos.

Sin embargo, la estrategia de crecimiento agresiva de Botín se ha hecho notar en la cotización. La compra de Alliance & Leicester, una de las entidades más castigadas por la crisis subprime en el Reino Unido y el intento por hacerse con Postbank, aunque al final no pudiera adquirirlo, unido al desplome generalizado del sector bancario por la quiebra de Lehman Brothers y las dificultades de otros muchos bancos han llevado al banco a caer con fuerza.

Sin embargo, lo que más nos inquieta es la peligrosa figura que nos está dejando. Si nos fijamos en el gráfico diario desde comienzos del año, el Banco de Santander parece estar dibujando una figura de Hombro-Cabeza-Hombro que podría suponer llevar a la cotización realmente muy abajo. Si consideramos la caída del 15 de Julio en el intradía como un accidente y nos quedamos con el cierre de ese día, podríamos considerar la línea clavicular de este HCH en los entornos de los 10,80 – 11 euros. Ello supondría que hoy se ha roto dicha clavicular, con un volumen muy importante, además, lo que nos daría una proyección de caída de algo más de 4 euros… Esto sería una caída muy severa, porque llevaría a la cotización del valor a los 6-7 euros.

Sin embargo, también podemos considerar como línea clavicular la línea dibujada en verde en el gráfico, lo que significaría que aún no se ha roto y que todavía habría esperanzas. Pero hay que tener en cuenta el que el sector bancario puede ser el próximo sector maldito, y el Santander, que había logrado evitar en gran medida la caída, puede ser ahora uno de los más afectados, por mucho que sus cuentas sigan presentando grandes beneficios (aunque habrá que ver cómo afectan en esas cuentas la crisis del sector a nivel mundial).


Por tanto, vamos a seguir muy atentamente al Banco de Santander en los próximos tiempos. Si confirma el HCH y si el Ibex se va a niveles más bajos (no hablamos ya de este año, que también podría ser, sino del año que viene, donde esperamos que se siga cayendo), bien podríamos tener al Banco de Santander en los niveles señalados de la proyección de caída del HCH.

Pero tal y como está la situación actualmente, se nos hace un poco duro hablar del año que viene cuando es complicado hasta saber lo que pueda pasar mañana. Por ello, en el corto plazo vamos a fijarnos en la directriz verde como punto de posible rebote a corto y en los soportes marcados en naranja y en rojo. El naranja lo hemos tocado hoy. El rojo en los 10,18 aún queda algo más abajo. Veremos si mañana Bernanke se saca algún conejo de la chistera y puede conseguir que esto rebote o no. Pero, hoy por hoy, las previsiones no son nada buenas y más para el sector bancario. NO hay más que ver hoy las caídas de todos los bancos en Estados Unidos (Citigroup: – 15%, Goldman Sachs: – 12%, JP Morgan Chase: – 10%, Bank of America: – 21%, sin tener ya en cuenta a Lehman, que hoy ha caído un 94%).

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico