0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Ayer decíamos que hoy era un día importante, puesto que se reunía el BCE y debía tomar una decisión sobre los tipos de interés y, lo que era más importante (ya que el bajar los tipos era casi una quimera), Trichet debía dar en su discurso las claves para el futuro. Decíamos también que podría ser importante que moderara un poco su discurso tan agresivo con la inflación, de manera que abriera la posibilidad a bajadas en los tipos en los próximos meses.

Pues bien, el BCE ha decidido por unanimidad mantener los tipos (si los llega a bajar hubiera sido una sorpresa de las gordas que hubiera tenido un impacto brutal cobre las bolsas) y Trichet en su discurso ha parecido abrir una ventana a la esperanza de los mercados. Al menos, así lo han visto éstos puesto que han rebotado tras dicha conferencia.

Sin embargo, pensamos que tal vez los mercados hayan querido ver algo más de lo que se ha producido. Necesitados de su dosis de droga diaria, los mercados parecen estar fuera de la realidad. Porque, si bien Trichet ha seguido alertando de los peligros de la inflación por encima de lo que le gustaría, también ha alertado de un incremento en los peligros para el crecimiento. Esto es lo que los mercados han tomado como positivo para una posible bajada en los próximos meses.

Sin embargo, pensamos que el BCE va a seguir centrado en la inflación, y sólo si ésta baja podrá optar por bajar los tipos. Lo del enfriamiento de la economía debía ser considerado como negativo, porque el BCE no va a bajar tipos mientras la inflación no baje y si encima la economía se enfría…. (recordemos que el principal y casi único mandato para el BCE es el control de la inflación, algo que viene en sus estatutos. Para controlar el crecimiento de la Economía ya están las diferentes políticas económicas de los distintos países miembros de le UE).

Tal vez ese enfriamiento en la economía pueda provocar que la inflación baje y sea eso lo que cause que el BCE decida bajar tipos, pero, de momento, no vemos esa posibilidad cercana. Muy interesante sería que el petróleo siguiera bajando por las perspectivas de recesión en USA y enfriamiento de la economía mundial. Eso ayudaría a que la inflación pudiera bajar.

De cualquier modo, hemos vuelto a tener una sesión bajista. La cosa empezaba mal con el cierre ayer de los americanos, tras conocerse algunas opiniones de funcionarios de la FED en los que se volvía a incidir en la inflación. Esta mañana, nos desayunábamos con unos resultados del Santander muy buenos pero por debajo de las previsiones (y lastrados, como decíamos, por la crisis subprime de su participada Sovereign). Todo este cóctel hacía que abriéramos a la baja, con el Santander bajando fuerte.

Sin embargo, las declaraciones de Botín diciendo que el banco va como un tiro, hicieron que los inversores se calmaran y el Ibex pudiera ponerse en positivo, con Telefónica de nuevo de motor (cada vez que se acerca a los 18,90, rebota, pareciendo que este rebote es inquebrantable).

Así estábamos, cuando salió la resolución del Banco de Inglaterra, bajando los tipos un cuarto de punto, como se esperaba, pero haciendo especial hincapié en la inflación, lo que no gustó nada a los mercados, con lo que iniciaron un movimiento bajista claro y rápido.

Luego vino Trichet y la apertura de los americanos, que, tras abrir a la baja, se dieron pronto la vuelta (incluso Cisco, que anoche caía con fuerza en el after-hours tras unas previsiones decepcionantes, era capaz de ponerse en positivo), lo que facilitó que las pérdidas se atenuaran. Pero el cierre fue en rojo y perdiendo un 1,13%.

En cuanto al aspecto técnico del Ibex, podemos ver que se ha formado un triángulo simétrico, que suele ser una figura de continuación de tendencia y, como ya sabemos, la tendencia actual es bajista. Por tanto, estaremos muy atentos a cómo se rompe este triángulo. Lo más normal es que se rompa por abajo, pero podríamos ver un rebote hacia la parte alta antes de que esta rotura se produzca. De momento, tenemos muy claros cuáles son los mínimos de ese triángulo y el soporte (en el los mínimos de ayer y hoy, en los 12.720).


¿Y para mañana? Pues el cierre de los americanos ha sido verde, aunque bastante menos verde de lo que parecía a las 20:00. En ese momento había rumores insistentes de que había habido un fallo en el cálculo del ISM de servicios tan demoledor del otro día y que se iba a dar un nuevo valor. No sabemos qué sería peor, que el ISM sea tan malo o que, tras darse antes de tiempo para evitar filtraciones, ahora se reconociera que estaba mal calculado. Desde luego, sería un buen escándalo.

Este cierre en verde, a menos que los índices asiáticos se desplomen esta madrugada, unido a que estamos en la parte baja de ese triángulo, puede hacer que rebotemos algo, pero no hay que olvidar que la tendencia es bajista y, mientras no rompamos la directriz bajista de ese triángulo, no veremos una mejora en la situación.

Por tanto, seguiremos muy atentos al desarrollo de las próximas sesiones para ver cómo se resuelve este triángulo. Por debajo, si se rompe por ahí, ya sabemos cuál es el soporte mayor: los 12.000.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

 

Responsable: José Carlos Estévez

Finalidad: Envío de análisis diarios

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en los servidores de MailChimp, ubicados en Estados Unidos y acogida al Privacy Shield

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Consulta la política de privacidad.

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico