Adolfo Domínguez: definiendo su futuro

Adolfo Domínguez: definiendo su futuro. Tras varios años de caídas en la cotización, se hizo lo que parece un suelo entre 2012 y 2016 en la zona de los 3 euros. No está mal, teniendo en cuenta que en 2006 estaba en los 49 euros.

Esta zona de los 3 euros ha frenado las caídas desde ese 2012 y todo parecía indicar que se había hecho un doble suelo cuando se superó la zona de los 6,50, que era el máximo de 2013 y 2014 y que había parado la subida a primeros de 2017.

Pero la subida se frenó en seco a mediados del año pasado y se inició una fuerte corrección. Todo ello hacía dudar del doble suelo. Sin embargo ahora se ha llegado de nuevo a la zona de los 6,50 y, de momento, tenemos parón en la caída.

Veamos el gráfico y veamos qué puede estar pasando, si el doble suelo es bueno o no.

Gráfico mensual

Si miramos el gráfico mensual, podemos ver que tenemos ese suelo hecho en la zona de los 3 euros. Y que la superación de la zona de los 6,50 marcaba la activación del doble suelo.

Esto nos daba una proyección alcista en la zona de los 13,50 euros. Y todo parecía ir muy bien. El valor se encaminaba hacia esa zona tras superar los 6,50 en mayo del año pasado. En apenas dos meses, la subida nos llevó a las inmediaciones de los 10 euros. Todo parecía indicar que el objetivo se iba a alcanzar pronto.

Sin embargo, no habíamos tenido en cuenta algo. Y ese algo es que teníamos un posible tridente bajista desde los máximos de 2007. Justo se llegó a la parte alta de ese tridente y allí se dio la vuelta el valor.

Esto nos ha llevado, de nuevo, a la zona de los 6,50. Y aquí hemos vuelto a ver como se ha frenado la caída. Por tanto, es el momento de ver si esta caída es un throw-back a la clavicular del doble suelo para seguir subiendo o no.

Si desde aquí empezamos a subir de nuevo, se ataca la parte alta del tridente y se rompe, entonces tendremos todas las opciones para pensar en cumplir el objetivo alcista en los 13,5 euros (incluso más).

Pero si rompemos esta zona de los 6,50 euros, entonces habrá que pensar que el doble suelo no es bueno y que lo que sigue marcando es el tridente bajista. Eso implicaría volver a la parte central del tridente, lo que podría llevarnos, de nuevo, a la zona de mínimos en los 3 euros.

Por tanto, Adolfo Domínguez se juega mucho entre esta zona y la parte alta del tridente. Depende de lo que rompa antes, tendremos un futuro u otro para el valor. Estaremos muy atentos a lo que pueda hacer.

Foto Ricardo Ricote Rodríguez/Flickr Creative Commons

Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

 

Responsable: José Carlos Estévez

Finalidad: Envío de análisis diarios

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en los servidores de MailChimp, ubicados en Estados Unidos y acogida al Privacy Shield

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Consulta la política de privacidad.

MaloPobreNormalBuenoExcelente (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico