0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Ayer decíamos que teníamos el viento de cola y que debíamos aprovecharlo. Las buenas noticias relacionadas con el sector de los monolines hacían que las subidas podrían continuar. Y así ha sido, el Ibex ha subido algo más de un 2%, mientras que las subidas en el resto de Europa han superado el 1%.

Y, sin embargo, tenemos que preguntarnos si de verdad el viento que viene de cola es natural o está siendo provocado. Da toda la impresión de que unos enormes ventiladores está produciendo artificialmente este viento que nos lleva más deprisa a nuestro destino.

¿Por qué? Pues porque, si bien hoy hemos tenido un buen dato de la confianza empresarial del instituto alemán IFO que ha acelerado las subidas iniciales, después sólo hemos tenido malas noticias de los datos que hemos ido conociendo en Estados Unidos. Primero un dato de los precios de producción muy malo, con una subida por encima de los esperado y mostrando que la inflación puede ser un problema más grave de lo que la FED está diciendo.

Luego vinieron muy malos datos de precios de vivienda y de confianza del consumidor de Conference Board. Y todos estos malos datos los ha obviado el mercado, aferrándose al viento de cola que sentía, pero sin preguntarse qué era lo que lo producía. Uno de los productores ha sido IBM, con un anuncio de recompra de acciones que le ha hecho subir con fuerza y que ha arrastrado al mercado.

Pero, ¿cuánto durarán los ventiladores que están provocando el viento de cola? Y, cuando se acabe, ¿tendremos combustible para continuar o se nos caerá el avión? Porque, además, el combustible está por las nubes, con un cierre hoy por encima de los 100$ por barril (100.8$) y, además, con el euro en máximos con respecto al dólar.

Y es que estamos llegando a niveles críticos en la mayoría de los índices. De momento, el Dow Jones hoy ha tanteado la resistencia de los 12.710, por donde pasa el 50% de Fibonacci de la caída desde Diciembre. Y ese nivel ha servido como freno a la subida y no se ha podido romper.


En Europa, el futuro del DAX ha cerrado muy cerca de la resistencia clave de los 7.100, por donde pasa, además, el 38,2% de Fibonacci de la caída desde Diciembre. Si mañana abrimos al alza por la subida de los americanos, es posible que se intente atacar de nuevo este nivel.


Y lo mismo pasa en el Ibex, que ha cerrado en los 13.436,60, muy cerca ya de los 13.500, que es resistencia también clave, ya que fue un doble suelo en 2007 y que coincide con el 38,2% de Fibonacci de la caída desde Diciembre.


Por tanto, estamos ante unos niveles claves de resistencia en los índices y todo se está produciendo gracias al viento de cola provocado por noticias positivas sobre los monolines y no haciendo a caso a multitud de malos datos. ¿Los romperemos? Y si es así, ¿hasta dónde podemos llegar?

Pues bien, hasta que una resistencia no se rompa, sigue siendo una resistencia. Veremos qué ocurre mañana, pero si se pudiera romper el nivel de los 13.500 en el Ibex y luego cerrar el gap del 21 de Enero, pudiera producirse un cierre de cortos bestial, lo que podría provocar un gran alza hasta por lo menos los 14.000, por donde pasa el 50% de Fibonacci de la caída desde Diciembre.

Pero como los datos siguen siendo muy malos, hay que seguir manteniendo la cautela. Todos los índices en resistencias, muy malos datos… El viento artificial no va a durar para siempre, pero si rompemos la situación debería mejorar… A menos que sea una falsa rotura para dejar pillada a más gente.

De momento, a pesar de las subidas, seguimos dentro del rango lateral. Vamos a estar muy atentos a si se puede romper por arriba. Y si se rompe, hasta dónde llegamos con la inercia del viento y de la rotura. Pero seguimos pidiendo precaución. Todavía no hemos roto, y, aunque rompamos, esa rotura debe confirmarse.

Mañana día importante. Esperemos que los ventiladores no se desconecten y sigamos subiendo, pero tal vez necesitemos algo más para poder romper. Y ese algo más, de momento, no se ve por ningún lado. Así pues, sigamos aprovechando el viento mientras dure, pero tengamos el paracaídas al lado por si las moscas…

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico