0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Todos aquellos aficionados a los dibujos animados de los Simpsons, conocen muy bien de esta expresión: la dice Homer cada vez que alguien le está soltando algún rollo o cuando está dentro de alguna situación que no se parece en nada a lo que a él le gusta: beber cerveza Duff, ver la televisión, comer, etc, etc, etc.

Pues así estamos en las bolsas. Porque, aunque la volatilidad es muy grande y los bandazos y vaivenes continuos, con subidas un día y al siguiente bajadas, la realidad es que estamos en un rango lateral muy claro y aburrido.

Porque esta situación lateral hace que no tengamos claro a qué atenernos. Cuando la situación es bajista, se sabe perfectamente que la tendencia es a la baja y que, puesto que hay que seguir siempre a la tendencia, lo mejor es estar fuera (los menos osados) o cortos. Y si la tendencia es alcista, pues lo que hay que hacer es ponerse largo.

Pero en esta tendencia lateral, en la que, además, tenemos gaps casi todos los días (unos alcistas, otros bajistas), es muy complicado saber a qué atenerse. Efectivamente, si un día llegamos a la parte baja del rango lateral, podemos ponernos largos, pero a ver quién es el guapo que se atreve a dejar una posición abierta así para el día siguiente, porque si se rompe el rango lateral, la salida puede ser muy violenta. Y lo mismo cuando se llega a la parte alta. Lo suyo sería ponerse corto, pero, ¿y si se rompe?

No hay más que ver el gráfico del futuro del DAX (que lo vamos a seguir utilizando mucho, por ser muy significativo para todas las bolsas europeas). Vemos que, por arriba, la resistencia está muy clara en los entornos de los 7.100, por donde pasa, además, el 38,2% de Fibonacci de la caída desde Diciembre. Por abajo, el soporte está en los entornos de los 6.700.

Mientras no se rompa por alguno de los dos lados, seguiremos teniendo sesiones con vaivenes, con volatilidad, con gaps, pero sin un rumbo definido. Y cuando alguien está invirtiendo su dinero, lo que menos quiere es que haya incertidumbre.

Si vemos este gráfico del futuro del Dax, nos damos cuenta que la vela del viernes ha sido un doji libélula, que, además, se ha formado en un nivel muy cercano al soporte. Esto podría indicarnos un rebote, pero debería confirmarse mañana lunes con una vela blanca, un hueco grande al alza o un cierre por encima del doji libélula.


Pero, teniendo en cuenta el cierre de los americanos el viernes, cuando estaban cayendo con fuerza y, a partir de las 21:20 se dieron la vuelta para terminar subiendo, gracias a la noticia de que varios bancos iban a lanzar un plan para rescatar a la monoline Ambac, lo normal sería ver mañana un nuevo gap alcista.

Sin embargo, tal y como van las cosas últimamente, mientras no salgamos del rango lateral en el que estamos y rompamos, no podremos afirmar con mayor seguridad qué es lo que vamos a seguir haciendo. Mientras tanto, solo queda esperar y, tal y como hacían los fórmula 1 en la pasada temporada en la última ronda de calificación, quemar combustible hasta que llegue el momento esperado y entren a cambiar neumáticos para afrontar las verdaderas vueltas que le den la mejor clasificación posible en la parrilla de salida.

Recordemos que los niveles del rango lateral en el Ibex más importantes son los 12.720 por abajo y los 13.500 – 13.600 por arriba.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

 

Responsable: José Carlos Estévez

Finalidad: Envío de análisis diarios

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en los servidores de MailChimp, ubicados en Estados Unidos y acogida al Privacy Shield

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Consulta la política de privacidad.

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico