0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Una de las frases más usadas por la gente que se inicia en bolsa y va a invertir un dinero en ella es “Me voy a jugar un dinero en bolsa”. Y siempre se ha dicho que esta frase es un error, puesto que la bolsa no es un juego. Que si se quiere jugar a algo, que uno se vaya al casino y que se juegue ese dinero en la ruleta.

Eso sí, tanto el dinero que se invierta en bolsa como el que se juegue uno en el casino, debe ser un dinero que no sea necesario para la vida cotidiana de cada uno (es decir, que nos “sobre”, aunque ya sabemos que el dinero nunca nos sobra, por lo menos a la mayoría de los mortales). Pero la diferencia entre el juego de azar y la inversión en bolsa es que, Rain Man aparte, cuando uno invierte en bolsa, tiene métodos para intentar saber a priori en qué valor invertir y cómo se puede comportar este valor en el futuro, mientras que en el juego de azar, uno solo tiene el cálculo de probabilidades y la estadística para intentar basar su apuesta (si es que llega a usar algún método incluso). Generalmente.

Y decimos generalmente, porque últimamente parece como si cada sesión de la bolsa fuera un descontrol, y subiéramos y bajáramos sin atenernos a ninguna pauta, de tal modo que al inicio de la sesión se lanzara la bolita a la ruleta y según saliera rojo nos tocara bajar y si saliera negro, nos tocara subir.

Hoy, el día tenía todas las papeletas para iniciarse a la baja. Por un lado, el petróleo cerró ayer en los 100 dólares por barril. Por otro, las bolsas de Asia cerraron con importantes pérdidas (Japón perdiendo más de un 3%). Y así fue, empezamos con gap bajista, para mantenernos toda la sesión en un claro rango lateral entre los 13.000 y los 13.140. En ese sentido, la sesión ha sido bastante anodina, aunque seguro que la mayoría preferiría la sesión anodina del lunes, ya que se subió y hoy se ha bajado.

El día tenía una importante cita a las 14:30, con la publicación del IPC americano del mes de Enero. Y la lectura no pudo ser peor: la inflación subió una décima más que lo previsto (la subyacente también), quedando la interanual en el 4,3%, muy por encima de lo deseado por la FED.

Y este dato enciende de nuevo las alarmas, porque con el petróleo otra vez por las nubes, podemos vernos en el peor escenario posible: recesión o poco crecimiento con elevada inflación.

Pero bueno, el mal dato no hizo que perdiéramos el soporte intradía de los 13.000 en el Ibex, con lo que ya era una buena señal, a pesar de las pérdidas acumuladas en la sesión.

Lo que no era tan buena señal era la rotura del triángulo ascendente en el que estaba el Ibex ya desde el principio de la sesión. Si ayer ya rompimos la directriz alcista desde el 22 de Enero en el intradía, hoy ya la hemos roto definitivamente desde el comienzo.

Sin embargo, el Ibex ha cerrado hoy con otro doji (que se suma al de ayer), señal máxima de la confusión e indefinición que existen en las bolsas ahora mismo. Como decimos, un día al alza, otro a la baja, y venga doji por aquí, venga doji por allí.


De cualquier modo, mientras que el Ibex sí que ha roto la directriz y el triángulo, otros índices no lo han hecho. Así, por ejemplo, el Dax alemán lo ha mantenido, aunque en el intradía haya estado por debajo, tal y como vemos en el gráfico del futuro del Dax.


Y luego tenemos el caso de los americanos. A las 20:00 se hacían públicas las actas de la última reunión de la FED, cuando se decidió bajar los tipos de interés medio punto. Y, la verdad es que no han aportado nada nuevo. La FED seguirá bajando los tipos mientras la economía lo necesite, sin prestar atención a la inflación mientras no siga subiendo, claro.

Pues bien, ya antes los americanos, que habían empezado rojos, se habían dado la vuelta movidos por HP, que había dado unos resultados por encima de lo previsto anoche. Pero después, se acentuaron las ganancias, cerrando con alzas del 0,73% en el Dow Jones y del 1,28% en el Nasdaq100.

Pero lo mejor viene en el caso del SP500, porque, tal y como vemos en la figura, el SP500 estaba formando un triángulo simétrico que ya llegaba a su vértice… Y hoy parecía que rompía por abajo… Y, sin embargo, al darse la vuelta los índices americanos, ha cerrado por encima, rompiendo por arriba… Esto requiere aún confirmación, pero es significativo.


Y más cuando el petróleo para entrega en Marzo ha cerrado hoy en los 100,74 dólares por barril y cuando la encuesta de Investors Intelligence ha indicado una subida de los alcistas entre los gestores profesionales de fondos (ver datos), cuando sabemos que, por sentimiento contrario, cuanto más bajista sea el sentimiento de mercado, más posibilidades de subida hay. Y, todo sin tener en cuenta tampoco el dato de la inflación de hoy.

Ee decir, puede parecer que, a pesar de la que está cayendo, que cae mucho,los mercados no quisieran tenerlo en cuenta y apostaran todo al negro (huyendo del rojo, que en las bolsas y en el dinero en general es mal color).

Mañana todo indica que abriremos al alza (si la ruleta no dice lo contrario antes) y después ya veremos… Los niveles están claros: por abajo, primer soporte en los 13.000 y el soporte clave en los 12.720 (mínimos del suelo en pinzas de 6 y 7 de Febrero). Por arriba, en primer lugar la directriz alcista desde el 21 de Enero que hoy hemos roto, pero la resistencia clave está, primero en los 13.500 y después en los 13.600 (para cerrar el gap pendiente del 21 de Enero).

Estos niveles del rango lateral son muy claros, y el primero que se rompa nos marcará movimientos en un sentido u otro. Pero es de esperar que sean movimientos muy violentos. Si rompemos al alza, seguramente habrá cierre de cortos masivos, pudiendo subir, en un primer momento hasta los 14.000, por donde pasa el 50% de Fibonacci de la caída desde Diciembre. Si rompemos a la baja, seguramente nos vayamos a visitar los mínimos del 22 de Enero en los 12.000 puntos y allí ya veremos si paramos o es solo una escala con destino a los 10.700.

Veremos cómo se desarrolla la sesión de mañana. Mientras no rompamos por un sitio u otro, todo será un consumo de tiempo hasta la rotura. Y unos días nos tocará subir y otros bajar. Pero, esperemos que mañana salga negro…

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

 

Responsable: José Carlos Estévez

Finalidad: Envío de análisis diarios

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en los servidores de MailChimp, ubicados en Estados Unidos y acogida al Privacy Shield

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Consulta la política de privacidad.

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico