0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×


Corría Septiembre de 1944 y los Aliados buscaban la mejor forma de llegar a Alemania para acabar con la Segunda Guerra Mundial, al menos en Europa. El objetivo era poder cruzar el Rhin, dominar el valle del Ruhr y llegar a Berlín para derrotar definitivamente a Alemania en pocos meses. Todo esto, después del desembarco de Normandía y de que las tropas aliadas estuvieran avanzando por Europa hacia Alemania.

Para ello se organizó la llamada Operación Market Garden, ideada por el Mariscal de Campo Montgomery. El plan combinaba una operación aerotransportada (la mayor desarrollada por los aliados) con una operación terrestes para conquistar todos los puentes existentes entre Eindhoven y Arnhem, para así llegar al Rhin y descender por él hacia Berlín. Los puentes estaban a lo largo de la Autopista 69, una autopista estrecha y elevada en un metro sobre el terreno, terreno que era demasiado débil para poder transportar maquinaria militar por él.

Por una parte estaba la Operación Market:
– La 101ª División Aerotransportada americana sería lanzada en dos puntos al norte de Eindhoven para tomar los puentes en un espacio de unos 25 kilómetros de Eindhoven.

– La 82ª División Aerotransportada americana sería lanzada al noroeste con el objetivo de tomar los puentes de Grove y Nimega, en un trecho de 16 kilómetros.

– La 1ª División Aerotransportada Británica, junto con la Primera Brigada Independiente de Paracaidistas polacos sería lanzada al norte y su objetivo era tomar el puente de Arnhem, de 600 metros de longitud y clave para que los aliados pudieran cruzar el Rhin.

Por otro lado estaba la Operación Garden:

– el XXX Cuerpo del Ejército Británico, junto con alguna brigada holandesa y el Grupo Blindado de la Guardia Irlandesa comenzaría el avance por tierra desde la frontera con Bélgica y su objetivo era llegar en 3 ó 4 días a Arnhem para apoyar a los paracaidistas que habían tomado todos los puentes, destrozando a todas las fuerzas alemanas que pudieran estar luchando contra los paracaidistas aliados.

La operación estaba calculada para que no hubiera ningún retraso en el avance de las tropas terrestres, ya que los paracaidistas debían tomar los puentes y resistir hasta que llegaran los refuerzos terrestres por la autopista.

Sin embargo, como no podía ser de otro modo, la operación no salió bien para los aliados, ya que surgieron múltiples inconvenientes, como fueron que varias unidades de paracaidistas no aterrizaron en el lugar conveniente, que el avance del XXX Cuerpo fue más lento de lo previsto (debían avanzar por un cuello de botella), la falta de coordinación de las tropas por problemas en la comunicación entre tantas unidades y en sitios tan apartados unos de otros, la existencia de fuerzas alemanas superiores a las previstas, entre ellas varias unidades de tanques cerca de Arnhem, el mal tiempo y, sobre todo, que se trataba de un plan de Montgomery, militar excesivamente considerado por ganar a Rommel en el Norte de África más por los problemas de Rommel con los suministros que por su propia pericia militar.

El plan fue uno de los mayores fracasos aliados, con unas bajas de más de 18.000 hombres frente a los 13.000 alemanes. Como consecuencia de la operación, que no fue capaz de tomar el puente de Arnhem, el clave, el final de la Guerra se prolongó durante varios meses en Europa, ante la imposibilidad de tener una cabeza de puente en el Rhin por parte de los aliados. Montgomery, sin embargo, consideró la operación exitosa en un 90%, ya que se cumplieron todos los objetivos excepto el conquistar el puente de Arnhem. Esto da idea de las condiciones como estratega de Montgomery…

Se hizo una película muy conocida sobre esta operación, titulada Un Puente Lejano (A bridge too far), dirigida por Richard Attenborough y protagonizada por actores tan famosos como Dirk Bogarde, James Caan, Michael Caine, Sean Connery, Gene Hackman, Anthony Hopkins, Laurence Olivier, Ryan O’Neal, Robert Redford, Maximilian Schell o Liv Ullman. Esta película muestra bastante bien toda la operación y los problemas que surgieron en ella, así como el desastroso final.

Además, los algo más mayores y nostálgicos de los primeros juegos de ordenador en el Spectrum, recordarán un juego de estrategia (Arnhem) del brillante R.T. Smith (autor, entre otros del clásico Desert Rats o del Vulcan, ambos de estrategia), que recreaba con bastante fidelidad la operación.

Pues bien, la situación de las bolsas ahora mismo es un poco similar a la Operación Market Garden. Han lanzado a los paracaidistas a operar e intentar tomar los puentes, pero los refuerzos acorazados están parados en la carretera y no se sabe cuando van a llegar. Es decir, que las manos débiles son las que están luchando y las manos fuertes siguen paradas sin apoyar a las manos débiles, que se las ve y se las desean para poder luchar contra todo.

Y es que solo así se explica el poco volumen de las sesiones y los bandazos que se están produciendo, en especial en la sesión de hoy, que ha comenzado al alza, de acuerdo a lo que decíamos ayer, el cierre alejado de mínimos del Dow Jones y la buena sesión en Asia. Pero, posteriormente, se ha dado la vuelta violentamente para caer el Ibex casi un 1%, ante las dificultades de Ambac, con unos resultados realmente pésimos. Y, en otra vuelta de tuerca, nuevo movimiento al alza para cerrar el Ibex subiendo un 0,51% y rompiendo el canal bajista que acompañaba al Ibex desde hacía unos días…


Y es que vemos en el gráfico diario como el Ibex ha vuelto a respetar el soporte de los 13.506, aunque en intradía lo ha perforado. Pero nos deja una figura en forma de martillo que actúa como martillo muelle en ese nivel de soporte, es decir, que lo perfora para luego volver a subir, dejando una trampa de mercado a los bajistas.

En cuanto a Euro Stoxx, vemos en el gráfico de 30 minutos cómo ha respetado perfectamente las directrices que mostrábamos ayer, tanto por arriba como por abajo y está formando una figura muy interesante, que habrá que ver por dónde romper.


En el gráfico diario vemos como el Euro Stoxx ha tanteado y ha llegado a romper en intradía la directriz alcista iniciada en Marzo (y, por tanto, el triángulo simétrico que ha formado), para luego subir y cerrar por encima.


El DAX ha vuelto a cerrar por encima de la directriz bajista, aunque debemos esperar a ver si es definitiva y no vuelve hacia abajo. Primera resistencia en los 6.913, correspondientes al 61,8% de Fibonacci de la caída desde Diciembre.


Y, por último el Dow Jones, que vuelve a aguantar el tipo en el soporte de los 12.707, y que cierra por encima del cierre de la vela de ayer, en lo que sería la invalidación de la posible estrella vespertina formada ayer (aunque no es muy ortodoxa), pero sin dejarnos una vela definida, aunque se parezca a un martillo invertido, pero no puede considerarse como tal. Por tanto, el peligro de perder el soporte sigue ahí y hay que estar muy atentos. Además, la directriz bajista sigue también sin ser rota. Por tanto, hay que fijarse en qué es lo primero que se rompe, si el soporte o la directriz. Y hemos cerrado también justo al nivel de la línea clavicular del HCHi, pero sin romper de verdad. También mucho ojo a este nivel.


Mañana volveremos a tener una sesión interesante, con muchos niveles en los que fijarse, principalmente en el Dow Jones. Abriremos con la resaca de los resultados de Apple y Amazon. En estos momentos, Apple está casi plana en el after-hours, después de que cayera después de presentarse los resultados con fuerza. Sin embargo, Amazon cae un 5%.

Pero, lo realmente importante es saber cuándo los refuerzos se van a mover, cuándo las manos fuertes van a actuar, en un sentido o en el otro. Mientras estén fuera, los movimientos serán como los de hoy, bandazo para arriba, bandazo para abajo y con poco volumen.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

 

Responsable: José Carlos Estévez

Finalidad: Envío de análisis diarios

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en los servidores de MailChimp, ubicados en Estados Unidos y acogida al Privacy Shield

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Consulta la política de privacidad.

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico