Ibex: previsiones 2018

Ibex: previsiones 2018. ¿Por qué será que, cada vez que comienza un año nuevo, el ser humano siempre busca unas previsiones para lo que puede deparar? Por un lado tenemos la necesidad del público de que alguien le cuente esas previsiones. Y, por otro, el de los “expertos” que se las ofrezcan.

La bolsa no iba a ser menos que otras facetas de la vida. Y podemos ver como diferentes gestoras marcan sus previsiones para los mercados durante el año. Marcan sus objetivos tanto en cifras como en porcentajes. Como si fuera posible saber dónde va a cerrar cada mercado el 31 de diciembre de 2018.

Pero el caso es que todo el mundo se lanza a ello. Y la gente encima lo demanda. Luego nadie se para a verificar los aciertos que se han producido en dichas previsiones. Para qué. Cuando empiece 2019 volverá a suceder lo mismo y nadie se habrá parado a mirar si se cumplió algo de lo dicho para 2018.

Aquí en La Bolsa de Psico ya sabes que somos más de dejar hacer al mercado e intentar ponerse de su lado. Mirar los gráficos, ver lo que nos dicen, las posibilidades que hay y, en base a ellas, intentar aprovechar las ocasiones que el mercado nos dé. No intentar anticipar nada, sino más bien, movernos junto con el mercado.

Y eso es lo que vamos a hacer ahora. Mirar el gráfico y ver qué podemos esperar del Ibex. Analizar las opciones que se presentan y cómo identificar la que pueda ser la correcta.

Pues vamos con ello.

Tridente bajista desde 2007

Es muy sencillo realizar la siguiente búsqueda en un internet: “Previsiones Ibex 2018”. Los resultados son múltiples, y se podrá ver lo que opinan las diferentes gestoras. En general, las gestoras españolas son todas bastante optimistas. Tanto Santander, como BBVA, como Bankinter, por poner unos ejemplo, ven al Ibex cerrar 2018 por encima de los 11.200. Es decir, que ven subidas por encima del 10%.

Ibex. Previsiones 2018. Tridente bajista desde 2007

Ibex. Previsiones 2018. Tridente bajista desde 2007

Las firmas extranjeras ya son más cautas. Algunas como UBS son neutrales para el Ibex en 2018. Otras, como SG, hablan claramente de que esperan caídas.

Entonces, ¿a quién creemos? La Bolsa de Psico recomienda mirar el gráfico. Y actuar en consecuencia.

Pues bien, vamos a mirar el gráfico desde 2007. Utilizaremos el gráfico mensual. Y lo que podemos ver es que hay un tridente bajista muy claro desde entonces. El máximo de mayo de 2017 ha tocado la parte alta de ese tridente bajista. Y ahí se ha frenado la subida.

Por tanto, mientras ese tridente no se rompa por arriba y se anule, se hace muy complicado pensar en subidas. Y más estando justo pegados a esa parte alta del tridente. En los máximos de 2017 además se dejó una pequeña estrella vespertina. Así pues, o se rompe el tridente o habrá que esperar que la senda bajista sea la que marque el año 2018.

Además, hay que vigilar el MACD. Porque estaba cortado al alza y subiendo y estos últimos meses amenaza con cortarse a la baja. Un corte a la baja y un tridente bajista, desde luego, no augurarían subidas, sino todo lo contrario.

Pero, de momento, el MACD sigue cortado al alza. Si se vuelve a ir hacia arriba y coge pendiente positiva, será posible el asalto a la parte alta del tridente. Y, si se rompe, entonces sí que mejorarán las expectativas para el Ibex. Sin embargo, mientras esto no ocurra, no podemos ni debemos ser optimistas con el Ibex.

Por abajo hay un nivel horizontal muy importante. El marcado en rojo claro por la zona del 9.200-9.300c. Esa zona lleva marcando lo que hace el Ibex desde 2009. Si se llega a ese nivel y se rompe, hay un movimiento importante del lado de la rotura. Si se llega y aguanta, también hay muchos puntos que aprovechar de ese lado.

Escenarios 2018

Allá por 2016 te hice la última previsión de escenarios de largo plazo del Ibex. Si recuerdas lo que allí te dije (ver escenarios Ibex 2016), había tres escenarios posibles. Pues bien, dos años después, sólo podemos haber descartado uno de los tres escenarios. El primer escenario se ha ido ya de tiempo, porque debía concluir en abril de 2018 la C alcista, con sus 5 ondas. Y el que no se haya ni superado el máximo de la 1 de esa C en pauta terminal hace que sea imposible que pueda concluir todo antes de abril de 2018.

Por tanto, sólo nos quedan como posibles los otros dos escenarios. Y hay que ver cómo podemos identificar cuál es el correcto y descartar el que no lo es.

Escenario 1

El primer escenario nos dice que la corrección iniciada en el máximo histórico de 2007 se estaría haciendo en triángulo. La caída hasta marzo de 2009 habría sido una A, la subida posterior una B, la caída hasta mínimos de 2012 una C (aunque habría terminado ya en 2013), la subida hasta 2015 una D y luego la caída hasta mínimo de 2016 sería una E (aunque habría acabado  ya a finales de 2016).

[caption id="attachment_26101" align="aligncenter" width="300"]Ibex. Previsiones 2018. Escenario 1 Ibex. Previsiones 2018. Escenario 1[/caption]

Para que este escenario sea correcto habría que romper la B-D y hacerlo más rápido de lo que se habría hecho la E. Esto nos daría un margen hasta finales de mayo de 2018 para romper esa línea azul. Este sería el escenario que nos daría subidas y que debería romper el tridente bajista. Además, esa B-D podría ser la clavicular de un gran HCHi que podría dar una subida muy importante.

Sin embargo, podría ser que la onda E del triángulo aún no hubiera acabado. Tal vez se fuera a hacer esa E en otra figura. Y eso nos llevaría a un año 2018 lateral y con vaivenes.

Escenario 2

El segundo escenario nos dice que la caída desde 2007 a 2009 habría sido una onda A. Y que, desde entonces, se estaría haciendo una onda B. Un onda B en triángulo, habiéndose hecho ya la A, B, C y D y estarse haciendo ahora la onda E, que podría haber acabado ya o estar aún en ello.

[caption id="attachment_26102" align="aligncenter" width="300"]Ibex. Previsiones 2018. Escenario 2 Ibex. Previsiones 2018. Escenario 2[/caption]

Esto querría decir que, cuando se acabara la onda B, cuando acabara ese triángulo, vendría después una onda C bajista. Esto se marcaría cuando se rompiera la B-D de ese triángulo más rápido de lo que se hizo la onda E. Por ello, para que el escenario sea bueno, esa alcista verde debería romperse rápido cuando haya acabado la E (si es que no ha acabado ya).

Esta opción sigue vigente porque una onda B no debe durar más de 7 veces el tiempo de la onda A y se puede ver que aún estamos dentro del margen de tiempo.

Y esta opción estaría muy de acuerdo con que el tridente bajista es el que marca la situación del Ibex.

Escenario 3

Este escenario sería una alternativa al escenario 1. En lugar de estar haciéndose la corrección desde el máximo de 2007 en un triángulo, lo que se estaría haciendo es una diamétrica. Tendríamos ya hechas la A, B, C, D, E y F y quedaría que se hiciera la onda G.

[caption id="attachment_26104" align="aligncenter" width="300"]Ibex. Previsiones 2018. Escenario 3 Ibex. Previsiones 2018. Escenario 3[/caption]

Después debería romperse la D-F por arriba más deprisa de lo que se haya hecho la G. Y así concluiría la corrección iniciada en 2007. Con este escenario también se rompería el tridente por arriba. El inconveniente que tiene son los tiempos entre las ondas.

Escenario 4

Este es el escenario que propuso el año pasado Doctor Triángulo. Se habría hecho una primera onda A entre 2007 y 2009 para luego haber hecho una onda B entre 2009 y 2015. Y desde ahí se estaría haciendo la onda C bajista, en forma de pauta terminal.

[caption id="attachment_26103" align="aligncenter" width="300"]Ibex. Previsiones 2018. Escenario 4 Ibex. Previsiones 2018. Escenario 4[/caption]

Desde el máximo de 2015 al mínimo de 2016 se habría hecho una onda 1. La subida de 2017 sería una onda 2. Habría llegado muy arriba para lo que es normal en una onda 2. Pero ya sabes que, mientras no exceda del máximo de la onda 1, puede ser posible. Además, en una pauta terminal se permite que se penetre ligeramente la 0-B mientras se desarrolla, como ha sucedido aquí.

Entonces ahora habría que hacer una onda 3, que bajara por debajo del mínimo de la onda 1. Luego vendría una onda 4 que solapara con la 1 y después una 5 bajista. El que la 2 haya llegado tan arriba nos indica que la 1 no va a ser la extendida. Y eso nos daría un escenario muy bajista.

Este escenario también encajaría muy bien con el tridente bajista.

Conclusiones

La principal conclusión que podemos sacar es que no se puede apostar por un año alcista o bajista. Hay muchas posibilidades abiertas, te he mostrado 4 escenarios, 2 bajistas, 2 alcistas, pero podría haber hasta más. Ir con un pensamiento preconcebido hace que se vean los gráficos con predisposición. Y eso lleva a cometer errores y, por ello, perder dinero.

Los hechos ahora mismo son que hay un tridente bajista, con el precio cerca de la parte alta. Mientras ese tridente no se rompa, no podemos pensar en un año alcista. Pero eso no significa que no se vaya a romper y luego el año nos depare subidas importantes. Hay que seguir al precio. Sin ataduras. Y en función de lo que haga, operarlo.

Los escenarios son una base para intentar ir marcando cuáles se pueden cumplir y cuáles se pueden desechar. Y si hay alguno que se pueda aprovechar, perfecto. Pero siempre con la cintura suficiente para que, en caso de que ese escenario se anule, esquivar los golpes.

Hablar de una cifra objetivo para el año es ejercer de Rappel. Podremos tener un objetivo cuando se rompa algún nivel, cuando busquemos un segundo alcista o bajista igual al primero, cuando se busque una extensión de Fisher del 38,2 ó 61,8%. Pero, para eso, hay que ir viendo cómo se mueve el Ibex. Y si confirma algún escenario de los mostrados o incluso alguno nuevo que se abra.

En principio, en lo que debemos fijarnos es en el tridente bajista y en ese soporte horizontal por la zona del 9.200-9.300c. Y más adelante veremos qué se rompe antes. Si el soporte horizontal o la parte alta del tridente bajista. En función de eso, tendremos un año bajista o alcista.

Nada de intentar anticiparse. Y, en caso de hacerlo, con stop para evitar los errores. Porque uno puede apostar ahora mismo por caídas por ese tridente bajista. Pero si te pones corto y el Ibex rompe por arriba, ¿tiene sentido seguir con los cortos? ¿Aguantando a qué?

Veremos qué ocurre este año. Y en función de lo que vaya sucediendo, habrá que ir operando. Y te hablo de operaciones a medio plazo. Si haces day trading, te da igual si el año es alcista o bajista. Siempre y cuando, claro está, utilices stops y no dejes que una mala operación se convierta en operación de medio plazo. Entonces sí que te interesará lo que haga el Ibex durante el año.

Foto Iván Rivera/ Flickr Creative Commons

Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

 

Responsable: José Carlos Estévez

Finalidad: Envío de análisis diarios

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en los servidores de MailChimp, ubicados en Estados Unidos y acogida al Privacy Shield

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Consulta la política de privacidad.

MaloPobreNormalBuenoExcelente (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico