0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Tanto tiempo hablando de los 13.500 del Ibex, tanto tiempo hablando de que era un resistencia difícil de romper, por confluir un doble suelo que actuó como soporte sólido durante 2007 y porque por ahí pasaba el 38,2% de Fibonacci de la caída desde Diciembre y resulta que hoy abrimos con gap alcista por encima de ese nivel tan importante.

Pero es que, además, hemos abierto casi al mismo nivel que el mínimo de la sesión del 18 de Enero (13.608,20 entonces y 13.608,30 hoy en la apertura), cerrando el gap bajista que teníamos pendiente- ¿Casualidad? Pues los años de experiencia nos indican que en este mundo las casualidades son muy raras y más para según que cuestiones.

Una vez cerrado el gap, hemos intentado subir más, pero la apertura de los americanos nos ha impedido seguir con esa senda y hemos vuelto para abajo, cerrando en los 13.515,70, es decir, justo por encima de los 13.500, pero sin poder afirmar que los hemos roto. Recordemos que para romper una resistencia hay que aplicar un filtro, y, aunque en el intradía lo hemos superado, el cierre nos crea todo tipo de dudas.


Por eso la sesión de mañana es tan importante, porque mañana tenemos que ver si rompemos definitivamente y nos vamos a los 14.000 (donde se encuentra el 50% de Fibonacci de la caída desde Diciembre) o nos volvemos para abajo a la espera de más fuerzas para volver a intentarlo.

Y es que, a pesar de que parece que la situación se ha calmado, nada está claro. La economía americana sigue con dificultades y el fantasma de la recesión sigue ahí. Y acrecentado por las dudas que presenta el mercado laboral. Porque, recordemos, gran parte de la economía americana se basa en el consumo privado. Y si aumenta el paro y se destruye empleo, es difícil que el motor del consumo siga moviendo la economía.

Esto provoca que no seamos capaces de romper niveles importantes, ni el Ibex, ni el DAX, ni el Eurostoxx… Encima, nuestro amigo Trichet y sus secuaces se reúnen el jueves. Y las noticias que nos llegan hoy no son muy propicias: “Para el Banco Central Europeo (BCE) es tarea prioritaria mantener la estabilidad de los precios y hará todo lo necesario en esa dirección” apuntó hoy en Viena Klaus Liebscher, consejero del ente emisor.

Por tanto, estamos en un momento de indefinición, donde los mercados están intentando digerir todo lo que ha pasado en las últimas semanas (que ha sido mucho) y no se atreven ni a romper definitivamente ni a volver a caer. Estamos en el filo de la navaja, y todavía queda por ver por qué lado vamos a ir.

Mañana, es de esperar apertura a la baja tras el cierre americano, pero luego dependeremos de cómo vengan los futuros yankis y de cómo abran. Y, veremos si somos capaces de romper los 13.500 (que no consideramos rotos) o si nos vamos un poco más abajo, primero hacia los 13.300 y luego a los 13.000.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

 

Responsable: José Carlos Estévez

Finalidad: Envío de análisis diarios

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en los servidores de MailChimp, ubicados en Estados Unidos y acogida al Privacy Shield

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Consulta la política de privacidad.

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico