Ibex: muy cerca del límite…

Ibex: jugándose su mejoría

Ibex: muy cerca del límite… Como te vengo diciendo desde hace ya mucho tiempo, más de dos años, el Ibex viene definido en el largo plazo por un tridente bajista.

Ese tridente viene desde los máximos históricos en 2007 y ha frenado los intentos alcistas en 2015, 2017 y 2018. La parte alta del tridente es la que ha parado todos esos ataques.

Además, también te he hablado mucho de la línea de resistencia horizontal que existe en la zona de los 9.330c. Todo lo que sea estar dentro del tridente significa que el Ibex sigue bajista. Y todo lo que sea estar por debajo de los 9.330c, más bajista.

Pero existía un canal o tridente alcista que venía desde 2012. Y ese tridente también entra en juego. Tenemos lucha de tridentes, aunque el bajista es el más potente al tener ya varios toques en en todas sus líneas, mientras que el alcista tiene menos.

Pues bien, con estas últimas caídas, el Ibex se ha acercado ya peligrosamente a la parte baja de ese tridente alcista. Por tanto, el selectivo español debe reaccionar si no quiere empeorar aún más su situación bajista. O rebota en la parte baja de ese tridente alcista o vamos a tener que volver a mirar muy abajo.

Vamos a verlo.

Gráfico mensual

Este es el gráfico que marca el largo plazo en el Ibex. El tridente bajista rojo es el que lleva rigiendo desde 2007 y evita cualquier escape alcista. Cuando más se toca una directriz, más probable es que se rompa. Pero, de momento, la parte alta del tridente ha aguantado ha aguantado ya tres veces, y la última durante varios meses.

Ahora ni hemos llegado a ella, por lo que ni podemos tomarlo como un nuevo ataque. Lo que sí que tuvimos fue un ataque a la línea de resistencia horizontal roja en la zona de los 9.330c.

Una vela mensual acabó por encima. Pero ya sabes lo que siempre te digo. Hacen falta dos velas por encima con claridad para dar por roto algo. Y más en un gráfico de tan largo plazo. No se consiguió, con lo que la resistencia sigue ahí.

Además, seguimos claramente por debajo de todas las medias. Y ya nos estamos alejando mucho de ellas. Por tanto, la situación es claramente bajista.

¿Cuál es la última esperanza? Pues el tridente alcista verde. Ese que viene desde 2012 y que ha tenido dos toques en la parte alta y en la baja. Lo mínimo exigible, aunque por la parte central no hemos tenido mucha ayuda.

Para que el Ibex pueda seguir intentando subir, debe rebotar al tocar la parte baja de este tridente verde. Si no lo hace, habrá que mirar por abajo. Y esta parte baja del tridente verde está ahí mismo. Justo coincidiendo con la línea de soporte horizontal naranja.

Es, por tanto, el límite para que el Ibex aguante. Si no lo consigue (y, repito, para darlo por roto debemos ver dos velas cerrando por debajo de esa zona), pues entonces tendremos líneas de soporte horizontales por debajo, la primera la gris con los mínimos de finales de 2018. Pero la más importante más abajo ya en zona de los 7.600c.

Pero realmente lo que deberíamos mirar, si se rompe por abajo, sería ya la parte central del tridente bajista, que ya está muy abajo.

También será clave lo que haga el MACD, que sigue en la alcista desde 2009, pero que se está decantando por seguir bajando e intentar romperla. Si el precio rompe el tridente alcista, entonces el MACD también lo hará y tendremos todas las cartas repartidas para seguir cayendo.

Por tanto, el límite está muy cerca. Veremos si el Ibex aguanta o no.

Foto de Luis García, CC BY-SA 3.0 es

Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

 

Responsable: José Carlos Estévez

Finalidad: Envío de análisis diarios

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en los servidores de MailChimp, ubicados en Estados Unidos y acogida al Privacy Shield

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Consulta la política de privacidad.

MaloPobreNormalBuenoExcelente (8 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico