0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
LOS DOS CONEJOS

Por entre unas matas,
seguido de perros,
no diré corría,
volaba un conejo.

De su madriguera
salió un compañero
y le dijo: «Tente
amigo, ¿qué es esto?».

«¿Qué ha de ser?», responde;
«sin aliento llego…;
dos pícaros galgos
me vienen siguiendo».

«Sí», replica el otro,
«por allí los veo,
pero no son galgos».
«¿Pues qué son?» «Podencos».

«¿Qué? ¿podencos dices?
Sí, como mi abuelo.
Galgos y muy galgos;
bien vistos los tengo».

«Son podencos, vaya,
que no entiendes de eso».
«Son galgos, te digo».
«Digo que podencos».

En esta disputa
llegando los perros,
pillan descuidados
a mis dos conejos.

Los que por cuestiones
de poco momento
dejan lo que importa,
llévense este ejemplo.

TOMÁS DE IRIARTE

En primer lugar me gustaría dedicar este artículo a Pablo y Susana, en este duro momento para ellos. Aunque muy probablemente no estén de humor para leer esto, vaya desde aquí mi ánimo para ellos. En estas situaciones se hace difícil pensar en cosas tan vanas como la bolsa, pero intentaremos escribir el artículo como un homenaje a ellos. Lo dicho, ánimo y un fuerte abrazo.

Y pongámonos manos a la obra. Al igual que discutían estos dos conejos sobre la raza de los perros que los perseguían sin darse cuenta del peligro que les acechaba, los analistas están enfrascados en si lo peor de la crisis ha pasado o si aún queda mucho por descubrir de esta crisis.

Se suceden opiniones sobre si lo peor de los mercados de crédito ha pasado o no (ayer vimos cómo Merril Lynch decía que sí, que la ayuda de la FED para solventar la caída de Bear Stearns había sido el punto de inflexión) o si hemos visto los mínimos en la bolsa o si todavía bajaremos algo más.

Y esta discusión tiene su importancia, porque si realmente lo peor hubiera pasado, si ya hubiéramos visto los mínimos en la bolsa por este año, tendríamos una preocupación menos, puesto que sabríamos que existe un suelo del que no vamos a pasar.

Sin embargo, aún siendo importante saber si lo peor ha pasado, esto puede no ayudarnos para nuestra operativa. Porque, aunque ese suelo fuera firme, la tendencia a largo plazo aún no ha cambiado y podemos tener sustos muy importantes.

De momento, lo más importante es que el miedo parece haber desaparecido y que la situación se ha calmado, lo que hace que el análisis técnico pueda sernos aún de más ayuda.

Ya dijimos en su momento que si el Ibex rompía los 13.500 y, más tarde, los 13.650, lo normal sería que se fuera de un tirón a los 14.000, por donde pasaba el 50% de Fibonacci de la caída hasta los mínimos. Y hasta allí se fue ayer, y allí se dio la vuelta. Y también hemos dicho que, lo normal sería una vuelta a los 13.650 o incluso a los 13.500 para luego volver a intentar asaltar los 14.000 y, más tarde, los 14.500, por donde pasa el 61,8% de Fibonacci de dicha caída.

Podemos ver en el gráfico de 15 minutos del Futuro del Ibex como se ha formado un claro canal alcista que se está siguiendo con gran precisión. Si este canal no se rompe, podremos ver ese nuevo asalto al 14.000 y un posterior asalto a los 14.500.


En ese punto sería normal que viéramos una corrección importante, de tal forma que viéramos un rango lateral amplio en el Ibex durante un tiempo. Pero, para poder llegar a ese punto, sería fundamental que el Dow Jones pasara el 12.707. Y, aunque se han visto ya varios rechazos ante este nivel del Dow Jones, el hecho es que no se ha separado mucho de esta cota.

Lo normal sería que el Dow Jones corrigiera algo más antes de volver a intentar romper esos 12.707, hasta los entornos de los 12.455. Pero lo fundamental es romper ese nivel de los 12.707. Si ese nivel no se puede romper, y, de momento por las velas de ayer y hoy no parece que se pueda romper a corto, será muy complicado que el Ibex rompa los 14.000.


En Europa, podemos ver como el futuro del Euro Stoxx también sigue un canal alcista claro en gráfico de 15 minutos estando casi justo en la parte baja de dicho canal. Y sería muy importante no romper este canal por abajo y no perder los 3.700.

Así pues, debemos estar muy atentos a la superación por parte del Dow Jones de los 12.707, así como a los canales alcistas en los que están los futuros del Ibex y del Euro Stoxx para continuar con la senda alcista de corto. Si no viéramos la superación de ese nivel en el Dow Jones o la rotura de alguno de los canales alcistas de los índices europeos, la situación se complicaría y podríamos ver descensos más severos antes de intentar una nueva escalada.

Y es que, ya sean galgos o podencos, sigue existiendo el peligro y no debemos dejar que la discusión nos impida ver la situación a corto y los peligros que aún nos acechan. La tendencia a corto sigue siendo alcista, pero es fundamental que suceda lo que hemos indicado para continuar con ella. Nuestro primer objetivo en el Ibex siguen siendo los 14.000, y, si se superan, los 14.500. Pero, primero, hay que superar los 14.000 y luego ya discutiremos a dónde llegamos.

Por debajo, soportes claros en los 13.500 – 13.600. Si se pierden estos niveles, la situación empeoraría a corto plazo y podríamos irnos a buscar los 13.000 cuando menos.

Da igual galgos o podencos, lo importante es que no nos pillen…

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

 

Responsable: José Carlos Estévez

Finalidad: Envío de análisis diarios

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en los servidores de MailChimp, ubicados en Estados Unidos y acogida al Privacy Shield

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Consulta la política de privacidad.

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico