0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
El Domino Day o Día del Dominó es una exhibición de fichas de dominó que comenzó en 1986 en los Países Bajos y que intenta año tras año batir récords de fichas caídas.

Las fichas son colocadas con gran precisión formando todo tipo de dibujos y figuras de tal modo que cuando comienzan a caer las fichas, todas van cayendo por el llamado efecto dominó. El objetivo es que caiga el mayor número posible de ellas de manera coordinada.

En la edición de 2008 se batieron nueve récords del mundo, entre ellos el de la espiral de dominó más larga (200 m.), la estructura de dominó más grande (25.000 piezas), el derribo más veloz de una línea de dominós (30 m. en 4,21 segundos) o el mayor número de piezas colocadas con una sola como base (727 piezas). En total se emplearon 4,5 millones de piezas, pero por culpa del fallo en una de las estructuras, “sólo” cayeron 4.345.027.

Llevamos unos días en los que parece que tenemos un gigante dominó en el que empiezan a caer las piezas y una tras otra van siendo arrastradas hasta que terminan cayendo todas. Lo que ocurre es que en este caso no se trata de piezas de dominó, sino de soportes. Hoy hemos tenido otro día más de caídas y lo que es peor, sin encontrar indicio alguno de que vayan a terminar.

Se inició la sesión ligeramente alcista, pero enseguida las bolsas se dieron la vuelta y, arrastradas principalmente por el sector bancario, comenzaron a caer. Pero no fue hasta las 14:30 cuando se intensificó la caída tras el pésimo dato de las ventas minoristas en Estados Unidos, que cayeron mucho más de lo previsto y que nos indican la magnitud de la recesión en la que está la primera potencia del mundo.

Vayamos con el análisis de los índices:

Dow Jones

Ayer comentábamos que el Dow Jones se encontraba en una zona de soporte muy importante que no se debía perder. Entre el 38,2 y el 50% de la subida desde mínimos en Noviembre estaba el soporte de los 8.350 que no debía perderse, ya que se confirmaría una especie de triple techo en el gráfico, con una proyección de caída adicional de 700 puntos.

Pues bien, hoy ese soporte ha caído y su pérdida ha hecho que la caída se incrementara, llevándose también consigo el 50% de la subida (8.266) y ya quedando muy cerca del siguiente soporte de importancia en los entornos de los 8.000 – 8.080, donde está no solo la cota psicológica del 8.000 sino el 61,8% de Fibonacci de la subida de Noviembre.


Este es el último reducto que nos queda, pero no podemos obviar la figura de triple techo que se nos ha confirmado. Además, volvemos a tener nuevos mínimos decrecientes, lo que no nos invita, precisamente, al optimismo, sino todo lo contrario.

Mañana veremos si el siguiente soporte cae arrastrado por la caída de los anteriores o si, por el contrario, tenemos una señal que nos indique la finalización de la caída. Ahora ya pensamos que mientras no se supere el soporte de los 8.350 roto hoy, cualquier posible rebote está condenado al fracaso. El estocástico ya se ha metido en zona de sobreventa. Veremos si esto ayuda a un rebote o si todavía queda más caída antes de que podamos verlo.

Mini SP

El mini SP también ha ido derribando todos los soportes que ha ido encontrando en su camino y que no eran, precisamente, débiles. Primero rompió el 38,2% de la subida de Noviembre, luego el 852 de los mínimos de finales de Diciembre y, por último, el 50% de la subida de Noviembre (840).


Ahora vemos que tenemos un último soporte en los entornos de los 818, donde está el 61,8% de la subida de Noviembre. Pero es que, además, también tenemos la directriz bajista que se siguió entre Octubre y Diciembre y que se rompió a finales del mes pasado. ¿Logrará aguantar y hacer rebotar al índice?

Pues, al igual que hemos dicho del Dow Jones, aún no tenemos ninguna señal positiva que nos indique un posible giro. De hecho aquí tenemos otro nuevo mínimo decreciente que no indica la formación de un suelo. Veremos si en estos niveles se puede frenar la caída o si mañana se siguen arrasando todos los soportes. El estocástico también está ya en zona de sobreventa, pero aún sin cortarse al alza.

Euro Stoxx

En Euro Stoxx decimos más de lo mismo, pero en mayor escala, ya que aquí hoy ya se ha amenazado el 61,8% de la subida iniciada en Noviembre (2.300), aunque ha resistido al final.


La gran vela negra que nos ha quedado hoy, que vuelve a formar mínimos decrecientes, no augura nada bueno. Y parece que vamos diciendo lo mismo cada día: caída que se aguanta en tal soporte al cierre, pero que rompe el soporte inmediatamente superior que se mantuvo el día anterior y formando mínimos decrecientes.

De momento tampoco tenemos ninguna señal que invite a un giro alcista. Lo único positivo, de momento, es que el estocástico también está entrando en sobreventa y si vemos el gráfico, observamos que cada vez que se ha producido esto en los últimos tiempos se ha tenido un rebote, aunque sea mínimo.

Si nos fijamos en el gráfico de 30 minutos, vemos como el canal bajista que señalamos ayer se ha mantenido hasta después del dato de las ventas minoristas. A las 15:00 se ha atacado la parte baja y se ha roto con claridad el canal, dejándonos una vela negra muy clara que lo confirmaba.

Interesante es ver la directriz bajista que ha actuado como resistencia (la pintada en azul) y que salvo un breve instante (una hora) que se pareció romper por arriba, ha frenado cualquier intento de rebote. Por abajo tenemos otra directriz bajista de soporte (la dibujada en rojo) que puede servirnos como punto de potencial rebote y de posibles largos (sabiendo que la tendencia es bajista y que esos largos deben servir para unos pocos pipos).


Además, hemos intentado hacer un análisis de Elliott desde que se comenzó la caída el día 6 de Enero. Si nuestro recuento es acertado, entonces deberíamos estar en la subonda v de la onda principal 3, aunque sin terminarla. Por ello, quedaría aún un tramo de bajada de esa onda 3 antes de intentar formar la onda 4 que provocara un rebote y la 5 que nos hiciera ir más abajo. Por tanto, pensamos que la caída aún no ha terminado, aunque podemos tener un rebote a no tardar mucho para formar esa onda 4.

Ibex

El Ibex también ha llegado hoy a tocar el 61,8% de la subida desde Noviembre, donde ha rebotado mínimamente al cierre. Sin embargo tenemos una gran vela negra y con nuevos mínimos decrecientes también. No hay tampoco ninguna señal de que la corrección vaya a terminar aún.

Sin embargo, si unimos los mínimos del día 20 y 21 de Noviembre tenemos una directriz alcista que se ha mantenido justo en el cierre, aunque en el intradía se ha penetrado. Esta directriz es muy débil, ya que no consideramos a la unión de dos velas consecutivas como una directriz real, pero si aguantara y se rebotara, entonces podría empezar a tenerse en cuenta. De momento, pues, no la vamos a tener en mucha consideración, y más cuando en el intradía ya se ha penetrado.

Eso sí, mucho ojo al canal bajista dibujado en granate y cuya parte superior se tocó a primeros de mes y pareció romperse en lo que fue una clara trampa de mercado. Y decimos mucho ojo, porque si nos vamos hacia la parte baja, entonces nos quedaría mucho tramo de bajada.


De momento tenemos que decir que nuestro escenario que consideraba que estábamos ya en la onda 4 del impulso bajista está ahora mismo cogido con alfileres. El forero OPTICIAN de forosdebolsa.com mantiene que aún estamos en la onda 3, con lo que deberíamos bajar aún más antes de empezar la onda 4 (para luego volver abajo con la 5). En las próximas sesiones veremos si tiene razón o si nuestro escenario revive de las cenizas.

Lo que sí que parece ya más complicado es que se haya terminado la onda A (con sus cinco subondas) de la corrección y estuviéramos ya en una B. Pero seguimos manteniendo todos los escenarios abiertos y poco a poco iremos viendo cuál es el correcto.

Hoy hemos vuelto a sufrir las caídas que nos asolaron el año pasado, ya que, aunque en días anteriores se cayó, la de hoy podemos considerarlo como el primer batacazo del año, y más cuando esperábamos que el final de la corrección estuviera cerca. Lo que sí que queremos dejar claro es que vamos a esperar una señal de giro clara (en forma de vela alcista confirmada) antes de intentar ningún largo más. Ya nos hemos confundido dos veces entre ayer y hoy por no esperar esa señal, y no queremos hacerlo más.

Mañana mucha atención, porque tenemos al amigo Trichet dispuesto a darnos la puntilla, como suele ser habitual. Tenemos la reunión del BCE en la que deben volver a bajar los tipos de interés, veremos en qué cuantía. Unos dicen que medio punto, otros que tres cuartos de punto. Como no esperamos nada bueno de él, sería muy aventurado pensar que nos pueda sorprender positivamente. Pero todo puede suceder. Lo malo es que cada vez que habla sube el pan, y ya puede bajar los tipos un punto entero y los mercados rebotar fuertemente, que seguro que cuando empieza su rueda de prensa nos vuelve a tirar el mercado. Le daremos un voto de confianza, pero ya decimos que no esperamos nada bueno de él. Ojalá nos equivoquemos y su decisión y sus comentarios animen al mercado y lo hagan subir.

Esperemos que, al menos, alguna pieza del dominó no ajuste bien y la caída se frene allí. Pero ya decimos que mientras no veamos ninguna señal positiva, no abriremos largos en el mercado.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico