Análisis del Ibex

Lo han vuelto a hacer. Una vez más lo han vuelto a hacer. La trampa que dejaron preparada ayer ha sido de lo más efectiva. En este caso una trampa para los toros, aunque no se puede descartar que dentro de poco tengamos una nueva dirigida a los osos.

Ayer decíamos que el mini Ibex nos había dejado una vela en forma de envolvente alcista perfecta, lo que podría indicar que la rotura de las directrices alcistas de corto y medio plazo del día anterior había sido una falsa rotura. Esta envolvente después de una corrección podría ser el pistoletazo de salida para un nuevo intento de ataque a los 11.900.

Pero también avisábamos de que esta señal, por muy alcista que fuera, por muy perfecta que fuera, debería confirmarse hoy, porque podía ser una trampa perfecta. Y hoy, la señal ha quedado anulada. El cierre, por debajo de nuevo de las directrices nos hace pensar que la rotura es firme, pero estaremos muy atentos por si nuevamente intentan engañarnos.


Veamos lo que puede ocurrir con el Ibex si damos por válida la teoría de que se ha roto la directriz alcista. Y vamos a ver lo que puede pasar a corto, a medio y a largo plazo.

Análisis a corto

A corto plazo, la caída hoy se ha detenido en los mínimos de ayer. Si nos fijamos en el gráfico de 30 minutos, vemos la posible formación de un triángulo descendente. Esta figura suele ser de continuación de tendencia, con lo que se suele romper por abajo y daría una proyección de caída de unos 600 puntos al menos.

Sin embargo, muy bien podríamos ver el lunes un rebote desde los mínimos de hoy en busca de la resistencia de los 11.470. Si este rebote se produce y no pasa de ahí (no mucho, al menos) podría formarse un HCH, para luego volver a bajar y romper el nivel de los 11.285. Esta figura sería también de continuación de tendencia bajista y nos daría también proyección bajista de al menos 400 puntos. Es mucho especular, pero bien podría ser una posibilidad.


Lo que está claro es que la pérdida de los 11.285 haría saltar las alarmas (si es que no han saltado ya) y podría confirmarnos que vamos a tener días bajistas en las próximas semanas. Eso sí, un poco por debajo de estos 11.285 tenemos un soporte muy importante en los 11.210, que sería el límite del bien y del mal. De esta cota vamos a hablar en el análisis a medio plazo.

Análisis a medio

Si nos fijamos en el gráfico diario, vemos como hoy se ha anulado la envolvente alcista de ayer y cómo se ha cerrado por debajo de las directrices alcistas, por lo que, si nada cambia (y ya vemos cómo cambian las cosas de un día para otro), podríamos dar por rotas dichas directrices.

La cota clave a medio plazo son los 11.210. La rotura de esta cota nos confirmaría un doble techo de libro, con proyección de caída de al menos 700 puntos. Además, tenemos que el triángulo ascendente que se había formado se habría roto por abajo. El rechazo antes los 11.900 ha hecho que el índice se haya ido hacia la parte baja del triángulo y que lo haya roto. Esta rotura debía indicarnos que la proyección de caída esté en los 10.510 (justo donde se apoya la directriz naranja parte baja del triángulo). Y ya sea casualidad o no, este punto coincide con la proyección de caída del doble techo (700 puntos desde los 11.210). ¿Demasiado perfecto? Lo parece, al menos, por lo que tenemos la mosca detrás de la oreja.


La rotura del triángulo por abajo, si es que se confirma definitivamente debería provocar la rotura de los 11.210 y, con ello, la confirmación del doble techo. Y entonces deberíamos irnos a los 10.510 al menos.

Análisis a largo

Vamos a remontarnos a Noviembre de 2008. Ahí se comenzó el gran movimiento bajista con la confirmación de un doble techo en los 16.000 puntos. Bien, vamos a intentar hacer un recuento de Elliott para ver lo que nos puede deparar el Ibex a largo.

Ese doble techo inició la corrección, que llevó el mini Ibex desde los 16.000 a los 6.700, en lo que debería ser la onda A de la tendencia bajista (formada por sus 5 subondas).

En Marzo se terminó la onda A y comenzó un rebote, que debería ser la onda B correctiva del movimiento bajista. Esta onda ha llevado al mini Ibex desde los 6.700 a los 11.900. Y es aquí donde tenemos que intentar anticiparnos al futuro. ¿Ha terminado esta onda B? Tal vez si se confirmara el doble techo del que hemos hablado antes con la pérdida de los 11.210, podríamos concluir que sí, que esta onda B ha terminado y que debería comenzar la onda C impulsiva del movimiento bajista, lo que debería llevarnos muy abajo de nuevo.


Pero esto son especulaciones aún. Aunque se haya roto la directriz alcista desde Marzo, nos gustaría que se confirmara el doble techo. Así podríamos confirmar, seguramente, que esta onda C ha comenzado.

Podemos confundirnos con este recuento y lo que hemos dicho que era una onda B podría ser el comienzo de una nueva tendencia alcista, pero, si se cumplen nuestras previsiones a nivel económico, pensamos que realmente falta una onda C que culmine el movimiento bajista. Veremos si es así o si estamos confundidos.

Resumen

Así pues, y aunque tenemos un campo de minas delante (y lo vamos a tener durante bastante tiempo, si no nos confundimos), a muy corto vamos a fijarnos en los 11.285 como soporte importante. No descartamos un rebote hasta los 11.470 antes de volver a testear estos 11.285.

Si se pierden esos 11.285, siguiente nivel clave en los 11.210. Su pérdida nos haría ser muy bajistas, con objetivo mínimo de caída hasta los 10.510 a medio plazo, aunque pensamos que la caída sería aún mayor hasta completar la onda C.

Todo esto puede variar si no perdemos esos 11.285 – 11.210 y volvemos a asaltar los 11.900 y rompemos por arriba. Esto nos llevaría seguramente a entre los 12.300 – 12.500, y allí veríamos si comienza la onda C que esperamos.

Por tanto, mucha atención a los próximos días para ver qué sucede y si confirmamos que vamos a tener un fin de año bajista o si, por el contrario, aún nos queda un tramo alcista más.

Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

 

Responsable: José Carlos Estévez

Finalidad: Envío de análisis diarios

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en los servidores de MailChimp, ubicados en Estados Unidos y acogida al Privacy Shield

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Consulta la política de privacidad.

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico