0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Supongo que muchos recordaremos Barrio Sésamo, o bien por haberlo visto en la televisión cuando éramos pequeños o bien de habérselo enseñado a los hijos. Pues bien, uno de los personajes más recordados era Coco (Grover en la versión inglesa). Una de sus tareas era enseñar a los más pequeños el significado de ciertas palabras y las diferencias entre algunos antónimos.

Por ejemplo, nos viene a la memoria cuando mostraba las diferencias entre cerca y lejos y se pasaba toda la escena corriendo de un sitio a otro para decir lo que estaba cerca de la cámara y lo que estaba lejos, con el consiguiente cansancio para el popular muñeco. Otras veces hacia de Supercoco, un superhéroe que era capaz de volar y al que cuando la gente contemplaba por la calle decían aquello de “es un pájaro, es una avión, no es Supercoco”, justo antes de que intentara aterrizar y se pegara unos trompazos de aúpa, ya que no tenía muy perfeccionado el sistema de aterrizaje.

Pues bien, la situación actual la podría utilizar perfectamente Coco. Con su voz característica podría decir: “Hola soy Coco y hoy vamos a ver la diferencia entre arriba y abajo”. Y podría coger cualquiera de los índices europeos, por ejemplo, y explicar que cuando llegamos a la parte de abajo del rango lateral en el que nos movemos, se inicia un movimiento de subida: “arriba” que diría Coco. Y cuando llegamos a la parte superior de dicho rango lateral, Coco diría “abajo”. “Arriba, abajo, arriba, abajo, arriba, abajo…” y así todo el rato, porque lo cierto es que llevamos ya muchas sesiones así, moviéndonos en un rango lateral perfecto.

En días anteriores hablábamos de que estábamos justo en la parte superior del rango lateral, y que íbamos a ver si rompíamos o si, por el contrario, nos volvíamos hacia abajo del rango lateral. Ayer ya señalábamos que las señales indicaban muy claramente que lo normal es que volviéramos para abajo, pero que había que confirmar. En la prórroga de la que hablábamos y que dijimos ayer que nos habían metido tres goles en contra en la primera parte, hoy nos han vuelto a dar otra paliza en la segunda parte. Total, partido terminado y goleada encajada en el intento de romper por arriba. Habrá que esperar a otra oportunidad.

Lo que si que hay que tener mucho cuidado es en que no vayamos a tener un aterrizaje como el de Supercoco y rompamos el suelo del rango lateral, porque esto sí que incrementaría las caídas. De momento, en el Ibex, hoy hemos sido capaces de aguantar el nivel de los 13.000, lo cual es importante, aunque puede haber ayudado bastante el que haya sido el último día del mes y se hayan podido subir artificialmente los valores (sobre todo en la subasta final) para maquillar un poco el resultado de fin de mes.

Pero, el nivel principal por abajo lo tenemos en los 12.720, mínimos del suelo en pinzas que se formó entre el 6 y el 7 de Febrero. Si rompemos los 13.000, lo normal es que vayamos a visitar este nivel. Y en ese momento habrá que estar muy atentos a si Supercoco se la pega y rompe el suelo o si se rehace y grita eso de “ahora para arriba”.


El cierre de los americanos hoy no presagia nada bueno para el lunes. Sin embargo, al menos ha mantenido el nivel de los 12.220 o así, donde tenemos un soporte reforzado porque pasa por ahí el 50% de Fibonacci de la subida desde los mínimos del 22 de Enero.


Vamos a ver si el Ibex logra mantener, en primera instancia, los 13.000. Si fuera así, podríamos ver un nuevo intento de irnos hacia la parte alta del rango lateral. Si se pierden, mucho ojo en los 12.720.

Los datos siguen siendo muy malos en la economía americana, y hoy nos lo han vuelto a confirmar. Lo que pasa es que unos días esos datos no se tienen en cuenta y otros, como hoy, sí. Todo depende de en qué parte del rango lateral estemos.

Y, mientras estos datos no mejoren, tal vez no veamos una rotura por arriba de este rango. Claro, que también es difícil que empeoren más… Hasta que nos llegue la confirmación de que la economía americana está en recesión, que puede dar la puntilla. Y más si el petróleo sigue por las nubes y la inflación sigue al alza. Por cierto, para el lunes tenemos la publicación del dato del ISM del sector manufacturero de Estados Unidos. Y recordemos lo que pasó cuando dio una lectura por debajo de 50 hace dos meses…

Además, es curioso resaltar cómo en los últimos años, ya sea estando alcista o bajistas, durante el mes de Marzo se han producido bajadas de consideración. No hay más que ver los gráficos para ver esta curiosa pauta. Tal vez se vuelva a repetir durante este año y veamos cómo caemos otra vez, tal vez rompiendo el rango lateral para ir a visitar de nuevo los mínimos del 22 de Enero, o incluso aún más abajo.

Sin embargo, no hay todavía que preocuparse por ello. De momento nos mantenemos laterales y, aunque lo normal es ir hacia la parte baja de ese rango, mientras no se rompa por abajo, no aumentarán las caídas. Si hace unos días decíamos que atentos por si rompíamos por arriba, ahora hay que decir que atentos por si rompemos por abajo. Pero mientras no rompamos, continuaremos como Coco: “arriba, abajo, arriba, abajo….”

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

 

Responsable: José Carlos Estévez

Finalidad: Envío de análisis diarios

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en los servidores de MailChimp, ubicados en Estados Unidos y acogida al Privacy Shield

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Consulta la política de privacidad.

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico