0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

A finales de los años 70 y principios de los 80 comenzaron a desarrollarse los primeros videojuegos para entretenimiento de la gente. Eran, por supuesto, muy sencillos, puesto que los ordenadores de la época no admitían mucha más complejidad. Si embargo, eran altamente adictivos, y sus seguidores pasaban horas jugando y jugando a ellos.

Uno de los videojuegos más conocidos fue el Comecocos (Pacman en inglés). En él, una bola amarilla con lo que simulaba ser una boca iba recorriendo unos laberintos comiendo puntos y frutas, perseguido por fantasmas. El juego consistía en comerse todos los puntos de cada pantalla sin que los fantasmas atraparan al comecocos.

Podían aparecer frutas en la pantalla, que si el comecocos se las comía, alcanzaba más puntos. Pero uno de los atractivos de cada pantalla eran los puntos más gordos que existían en las esquinas de la pantalla, y que, cuando el comecocos los comía, los fantasmas cambiaban de color y el comecocos podía comérserlos a ellos obteniendo más puntos.

Pues bien, las bolsas últimamente se vienen comportando como si fueran un comecocos. Tenemos un montón de fantasmas en forma de datos macroeconómicos o resultados que nos persiguen y que intentan comernos, y las bolsas intentan evitarlo como pueden, pero muchas veces no son capaces y los fantasmas nos atrapan de lleno, produciéndose fuertes caídas.

Así es como estábamos los últimos días. Malos resultados, malos datos de la economía americana y los fantasmas que parecían multiplicarse. Sin embargo, ya hemos dicho que en las esquinas de las pantallas hay puntos más grandes que si los comemos nos permiten poder perseguir a los fantasmas y engullirlos sin problemas.

Y hoy hemos sido capaces de comernos varios de esos puntos gordos. En primer lugar, en España nos hemos levantado con la noticia de que Repsol había encontrado un yacimiento que podía ser el tercero más grande del mundo y el más grande descubierto en los últimos 30 años. Eso hacía que Repsol se disparara y con él el Ibex entero.

Sin embargo, el efecto de comerse un punto grande no dura mucho, y el dato del ZEW alemán nos ha devuelto temporalmente a la realidad (aunque la bolsa española iba por su cuenta debido a su sistema de ponderación y a la subida de Repsol), con los fantasmas de nuevo detrás de nosotros.

Pero hemos sabido maniobrar convenientemente y nos hemos dirigido a la otra esquina para poder comernos otro punto gordo y con él, poder perseguir a los fantasmas y darnos un botín. Y este punto gordo ha venido de la mano de los resultados de Johnson&Johnson, que han sido mejores de lo esperado y, fundamentalmente, del dato del indicador de manufacturas Empire State de la FED de Nueva York, que ha quedado muy por encima de lo previsto.

Estos datos, casualmente se han conocido cuando el futuro de Euro Stxx estaba tocando de nuevo el importante soporte que hemos venido repitiendo últimamente de los 3.576. Allí se ha vuelto a rebotar, igual que se hizo ayer dos veces, lo que nos da idea de la fortaleza de ese soporte. Como vemos en el gráfico de 15 minutos, se ha formado un triple suelo en ese nivel, y sería fundamental romper la directriz bajista que se viene siguiendo desde hace unos días (línea dibujada en naranja en el gráfico).


Pero si vemos el gráfico diario, vemos como se ha formado un suelo en pinzas justo en ese nivel de soporte de los 3.576, con una vela hoy en forma de martillo y que, aunque debe ser confirmada mañana, nos habla de la fortaleza de este soporte. Mientras este soporte no sea violado, la situación no empeorará.


El Dow Jones ha logrado también cerrar al alza, cerrando por encima de los 12.349, y habiendo hecho un suelo en la parte baja del cuerpo de la gran vela blanca del 1 de Abril. Tras el cierre, se han presentado los resultados de Intel y han gustado mucho, por lo que no sería de extrañar que mañana volvieran las subidas, siempre y cuando no vuelvan los fantasmas, ya que presenta resultados JP Morgan.


Y en cuanto al Ibex, la subida de Repsol ha distorsionado completamente el índice, pero vemos cómo se han roto importantes resistencias y se ha roto por arriba la cuña bajista que ayer parecía haberse roto por abajo. La resistencia de los 13.386 se ha roto y ahora es soporte, y, aunque se ha formado una directriz bajista clara, el cierre ha sido muy cerca de ese nivel (línea naranja en el gráfico) y debemos estar muy atentos a ver si mañana se rompe. Ayudarán los resultados de Intel, pero puede que fastidie un poco la noticia de que parece ser que los datos del yacimiento de Repsol todavía no son definitivos y que harán falta varios meses para comprobar si de verdad son tan importantes como hoy se había dicho…


Y si nos fijamos en el gráfico diario, puede haberse formado una especie de estrella del amanecer, lo que puede indicarnos que va a iniciarse un nuevo impulso alcista. Veremos si se confirma, pero podemos dirigirnos de nuevo hacia los 14.000 para intentar romper. Sin embargo, antes quedan varios niveles de resistencia importantes, entre ellos los 13,494 y los 13.608.


Mañana tendremos otro día interesante, que debería abrir con alzas, a la espera de los resultados de JP Morgan. Dependiendo de estos resultados veremos si seguimos comiéndonos a los fantasmas o si éstos crecen y vuelven a por nosotros.

Pero, de momento, hemos comido una bola grande y los fantasmas están en retirada y podemos ir a por ellos. Los resultados de Intel así nos lo permiten. Mucho ojo cuando estos fantasmas empiecen a parpadear, porque entonces, el efecto se pasará y volverán a por nosotros. Pero, mientras eso ocurre, vamos a intentar comernos los más posibles.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

 

Responsable: José Carlos Estévez

Finalidad: Envío de análisis diarios

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en los servidores de MailChimp, ubicados en Estados Unidos y acogida al Privacy Shield

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Consulta la política de privacidad.

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico