0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Hemos visto en multitud de películas del oeste como se ofrecían recompensas por la captura de forajidos mediante carteles en los que aparecían las fotos de los delincuentes y aparecía la cantidad que se ofrecía por su captura. Los carteles (por supuesto, siempre en inglés) iban encabezados por un “wanted (que podríamos traducir por “se busca”) y en los que siempre iba la coletilla “dead or alive” (que se podría traducir por “vivo o muerto”; curiosamente en inglés iba siempre el término muerto que vivo y al traducirlo al español siempre se dice primero la palabra vivo, una muestra más de las diferencias culturales entre Estados Unidos y España…).

En esos carteles se solía también explicar la causa por la que el fugitivo era buscado, ya fuera por pistolero, ladrón de ganado, etc. Los cazarrecompensas iban detrás de ellos con el fin de capturarles (por supuesto, daba igual vivos que muertos) y cobrar la suculenta recompensa.

Pues bien, hoy no podemos menos que hablar de nuevo de nuestro querido Jean-Claude Trichet. Y es que si estuviéramos en el salvaje oeste seguro que le encontraríamos en multitud de carteles de “Se busca, vivo o muerto” y como causa para ofrecer recompensa tendríamos “el mayor enemigo de las bolsas”. Y es que cada vez que el BCE se reúne y tiene que tomar una decisión sobre los tipos de interés, cada vez que Trichet da su conferencia, las bolsas se desploman. Si nos fijamos en el gráfico adjunto del Ibex, vemos como en las ultimas cinco reuniones del BCE para decidir sobre los tipos de interés tenemos velas negras o como mucho dojis, pero en los que hay una gran sombra superior, señal de que se había subido antes de la reunión para luego caer tras las palabras de Trichet.

Además, si nos fijáramos en el gráfico intradía, nos encontraríamos con que tenemos grandes velas negras a partir de que se hace pública la decisión tomada o con la conferencia de Trichet para explicar la situación. Realmente una de las mejores tácticas que se puede seguir ahora mismo en bolsa, mucho mejor que las pautas estacionales, que lo que nos diga cualquier análisis técnico o fundamental es ponerse corto hasta los dientes unos minutos antes de las 13:45 horas (hora en la que el BCE comunica su decisión). Y menos mal que hoy se han bajado los tipos de interés en tres cuartos de punto, que si llegan a bajarse solo medio punto como era la previsión original, no sabemos lo que hubiera llegado a pasar.

El caso es que ayer seguíamos comentando que esta semana era decisiva y que entre hoy y mañana se tenía que decidir sobre si nos tocaba rebotar de verdad o todo se iba a quedar en nada y apuntábamos a la reunión del BCE de hoy como una de las citas importantes. Pero si esperábamos que Trichet fuera a ser un catalizador para que la bolsa subiera, íbamos apañados. Y mañana tenemos el dato de empleo americano del mes de Noviembre. Mucho ojo, porque se espera que el paro aumente en más de 300.000 personas, aunque ya hay muchos que esperan 400.000. Lo bueno que tiene esperar unas cifras tan negativas es que si sale un poco mejor (es decir, un poco menos malo), puede ayudar a las bolsas. Pero claro, es que son datos tan negativos y que muestran tan a las claras la situación de la economía americana, que se nos hace muy difícil pensar que un dato tan malo pueda ayudarnos. Esperemos que salga algo menos malo de lo esperado para ver si vemos la señal que esperábamos.

De momento, el Ibex nos ha dejado hoy una vela en forma de doji en zona de resistencia penetrando en la resistencia que marcaban los máximos del mes de Noviembre y llegando justo hasta el 61,8% de Fibonacci de la última caída. Ahí el índice se ha dado la vuelta con fuerza (incluso antes de que el BCE comunicara su decisión) para terminar sin romper ninguna de las resistencias que teníamos en mente. Esta vela no es negativa en sí misma, sino que da una señal de indecisión para romper resistencias. Pero si mañana vemos que estas resistencias no se rompen, entonces sí que empezaríamos a ser más negativos y a pensar que este rebote puede haber concluido. Así pues, atención a la sesión de mañana.


El Dow Jones sigue sin romper la directriz bajista que llevamos siguiendo desde hace tiempo. Y es que, si un día parece que la rompe, al siguiente se baja por debajo de ella para romper las ilusiones. Mientras esta directriz no se rompa con claridad no tendremos nada más que rebotes sueltos.


El mini SP ayer lo dejamos en zona de resistencia y hoy vemos que ante esa resistencia se ha girado dejándonos una vela casi idéntica a la de ayer pero en negro y lo que es peor, formando una envolvente bajista. No es una vela muy clara, ya que no supera apenas por arriba y por abajo al cuerpo de la de ayer, pero debemos tenerla en cuenta.


Euro Stoxx, por su parte, vemos que ha llegado, de nuevo, a su resistencia favorita en los últimos días, los 2.445, que además coincidía hoy con la directriz bajista (marcada en verde claro) y el rechazo no ha podido ser mayor, aguantándose la caída en los mínimos de ayer. Decimos lo mismo, mientras no se rompa esta directriz bajista y, sobre todo, esos 2.445 (que ahora mismo están bastante lejanos), no tendremos un rebote más sólido. Y es que, recordemos, en los 2.445 está solo el 50% de Fibonacci de la última caída y está siendo una línea inquebrantable para Euro Stoxx. La pauta que nos queda en forma de long upper shadow nos indica el peligro existente a que se haya iniciado un giro bajista, y más cuando se ha formado en zona de resistencia. Pero, como siempre decimos, estas pautas deben confirmarse al día siguiente.


Si nos fijamos en el gráfico de 30 minutos, vemos como el canal alcista que señalábamos ayer se rompió esta tarde y eso provocó una fuerte caída. Además, vemos como también se ha formado una pequeña figura de HCH con la clavicular en los 2.329, que se rompió justo cuando coincidía con la parte baja del canal. Esto ayudó a que al romperse se bajara con bastante fuerza, dejándonos una vela negra enorme. Sin embargo, el volumen de la rotura es tan bajo que debemos reconsiderar la validez de la figura. La proyección bajista de este HCH nos debería llevar a los 2.220 o así, pero ya hemos dicho que el volumen no concuerda mucho. Sin embargo, vamos a resaltar que en los mínimos de ayer se ha rebotado en la última media hora. ¿Y por qué decimos esto? Pues porque podríamos tener en ciernes otro HCH aún mayor que el de hoy, con clavicular justo en los 2.287, mínimos de ayer y que hoy han frenado la caída en la última media hora. Podemos ver como se habrían formado el hombro izquierdo y la cabeza y solo quedaría por formar el hombro derecho. La verdad es que son tantas las figuras de HCH y HCHi que estamos viendo ya últimamente que cada vez confiamos menos en ellas. Pero sí que es cierto que las figuras se están formando, aunque al final nunca acaben de confirmarse con roturas ciertas de la clavicular y no se alcancen los objetivos alcistas o bajistas que teníamos de proyección. Tal vez lo que haya que hacer es aprovechar cuando se están formando los hombros o la cabeza para intentar seguir la figura antes de que se confirme. Realmente esto es de locos, pero así es como está la bolsa actualmente.


Mañana tenemos el último cartucho para no decir que la semana ha sido en vano. Veremos si lo aprovechamos o no. Hoy parecía que se podía romper por la mañana y al final hemos visto que no podía ser todo tan fácil. Habrá que ver si mañana los datos americanos nos dejan. Ya dijimos ayer que “vísperas de mucho, días de nada”. Esperemos que mañana no tengamos que repetirlo.

Y por último, si en el Sexto sentido el niño decía que en ocasiones veía muertos, nosotros ahora tenemos que decir que vemos HCH y HCHi por todas partes. Esperemos que esta bolsa loca no nos hay trastornado

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico