0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

En este país nuestro, es mundialmente conocido el que fuera bicampeón mundial de rallies, Carlos Sainz, aunque en muchos casos no por sus hazañas, sino por ciertos episodios de lo que la gente llama “mala suerte”. Es lo que tiene España, que preferimos pitorrearnos de un campeón a recordarlo por sus éxitos y por ser el primer campeón del mundo de rallies que tuvimos y por ser hasta hace nada el piloto que más rallies del Campeonato del Mundo había ganado.

También es muy conocido el que fuera su copiloto durante gran parte de su vida, Luis Moya. En este caso se recuerda de él también sus frases míticas como el “Trata de arrancarlo, Carlos. Trata de arrancarlo, por Dios”. O por otras como “La cagamos, Luis. No la cagamos, dale”. Igualmente, se le recuerda por su peculiar modo de cantar las notas en los tramos, a velocidad de vértigo.

Pues bien, sirva este artículo para homenajear a los dos como se merecen, como dos de los más grandes deportistas de este país. Ahora bien, como este es un blog de bolsa, los lectores se estarán preguntando el porqué de hablar de Carlos Sainz y Luis Moya.

Muy sencillo, en la situación actual de las bolsas, más que dedicarnos a hacer un análisis técnico de las bolsas, deberíamos contar con un Luis Moya que nos fuera cantando las notas a cada instante. Pero en lugar de un “izquierda K sasar mucho para derecha K lenta se cierra, ojo salto” (dicho con el estilo característico de Luis Moya), habría que ir cantando algo así como “gap de apertura para martillo hace suelo y cambia de tendencia, rebote, ojo mala noticia en USA, colgado y para abajo, llega a soporte y rebota para formar figura H-C-Hi, abren los yankis, sale Bernanke a escena, trader loco defrauda 5.000 millones, harami alcista, figura de cuña descendente, se rompe, proyección 13.500, ojo resistencia mayor….” y todo esto a la misma velocidad con que Luis Moya cantaba las notas. Porque la situación cambia a cada instante que es una barbaridad. Y claro, luego hay que ser Carlos Sainz para meter el coche por donde indican las notas con una precisión increíble…

Así es como se mueve la bolsa actualmente. Tenemos unas sesiones frenéticas en donde hay que hacer el análisis en cada momento y replantearnos la situación ya no en el corto, sino en el “ultramegacorto”.

Tras el cierre del viernes hablábamos de estrella fugaz en el Ibex, sinónimo de nuevas bajadas. Eso lo corroboraban el cierre de los americanos el viernes y el de las bolsas asiáticas hoy.

Y eso ha pasado hoy… El Ibex ha abierto con un importante gap bajista y se ha pasado gran parte del día perdiendo un 2%. Y la sesión se ha mantenido en un rango lateral muy claro, entre los 12.800 y los 13.000, sin atreverse a romper ninguna de las dos cotas. La apertura de los mercados americanos nos han ido llevando hacia los 13.000, pero el mal dato de viviendas en USA ha hecho que, en pocos minutos, nos fuéramos de nuevo a las inmediaciones de los 12.800… Pero como los americanos se han vuelto a girar, hemos vuelto a subir hacia los 13.000 y al cierre los hemos superado.

Esta es una muy buena señal, ya que era un resistencia, además de las psicológicas por el número redondo, en el camino hacia la resistencia mayor de los 13.500. Además, y a pesar de nuestros temores del viernes, la figura que nos ha dejado el Ibex no es una estrella nocturna. Hoy la vela es una peonza blanca, que nos indica una vacilación en la tendencia bajista iniciada el lunes. Y, aunque el cierre ha sido por debajo de la estrella fugaz, con lo que, en teoría confirmaría la señal dada el viernes, al ser una peonza blanca, puede que esta tendencia bajista anunciada por la estrella fugaz haya terminado (de momento).


El cierre de los americanos rompiendo la cuña descendente de la que hablábamos la semana pasada, si es confirmado mañana, puede indicarnos una proyección hasta los 13.500 en el Dow Jones. Además, nos anuncia para mañana en el Ibex (si no lo remedian los asiáticos o los futuros americanos esta noche) una apertura alcista con un objetivo claro: volver a dirigirnos a los 13.500.


Sin embargo, debemos ser muy cautos, ya que los miembros de la Reserva Federal Americana se reúnen entre el 30 y el 31 de este mes y deben tomar nuevas decisiones sobre los tipos de interés. El mercado está descontando una bajada de medio punto el jueves. Incluso hay quien dice que puede ser superior.

Si la FED no baja los tipos tal y como demanda el mercado, podemos ver nuevas e importantes caídas. Si, por el contrario, la FED vuelve a bajar los tipos, tal vez puedan volver las alzas.

De momento, y vista la cercanía de la reunión de la FED y la resistencia mayor de los 13.500, lo normal es que, aunque subamos mañana, no intentemos romperla, y nos mantengamos en una tensa espera hasta ver lo que deciden Bernanke y compañía.

Por eso, cautela de nuevo. Esta semana está muy cargada de datos y decisiones que pueden desnivelar la balanza para un lado u otro. Por tanto, lo normal será que continuemos dentro del rango lateral entre los 12.000 y los 13.500, al menos hasta que la FED se pronuncie. Eso sí, la superación de los 13.000 es muy positiva y es un preludio a alzas hacia esos 13.500 tan importantes.

Sin embargo, mientras que no se supere esa cota, la situación de fondo no mejorará. Veremos qué hace nuestro amigo “Sylvester” el jueves…. (por cierto, el verdadero Sylvester Stallone está en España para promocionar su nueva película de Rambo… Y es que, tal y como está la bolsa, “Dios mío, no siento las piernas”… A ver si los “charlies” no nos fastidian la sesión de mañana…..)

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico