El valor de la semana: Quabit
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

El valor de la semana: Quabit. La semana pasada, Quabit Inmobiliaria fue noticia porque la gestora de Francisco García Paramés, uno de los más prestigiosos gestores de inversiones españoles, suscribió una parte muy importante de la ampliación de capital que había lanzado la compañía.

Si alguien conoce a García Paramés, sabrá que él no invierte usando el análisis técnico, sino el fundamental. Y que su modus operandi son las inversiones a largo plazo, buscando, preferentemente, empresas de alto valor a bajo precio. Evidentemente, eso sería lo que nos interesaría a todos. Pero es complicado. Si fuera fácil, todo el mundo ganaría dinero.

Ya sabes que, en La Bolsa de Psico, lo que nos mueve es el análisis técnico. Y, visto el interés que ha movido a García Paramés para incrementar su posición en Quabit, puede ser interesante descubrir si el análisis técnico apoya esa decisión o no.

Por tanto, y desde la modestia, porque no podemos compararnos con uno de los grandes gestores de inversiones español, vamos a ver qué nos dice el gráfico de esta compañía.

Gráfico semanal Quabit 25 diciembre 2017

Si García Paramés sabemos que invierte a largo plazo, no tendría sentido utilizar un gráfico intradía para ver si es buena inversión. Por tanto, debemos irnos a un gráfico de largo plazo. Y nada mejor que un gráfico semanal para ello.

Gráfico semanal Quabit 25 diciembre 2017

Gráfico semanal Quabit 25 diciembre 2017

Por supuesto, viendo el gráfico, lo suyo es usar un gráfico logarítmico. No podemos pensar en usar un gráfico lineal con un valor que ha presentado una caída tan importante desde el máximo antes del estallido de la burbuja inmobiliaria. Y tampoco en el corto plazo, porque vemos unas diferencias de precios muy importantes entre los máximos y los mínimos.

Lo primero que hay que decir, una vez visto el gráfico, es que no parece el gráfico más interesante para invertir si lo que eres es un seguidor de tendencias. La caída desde el máximo de 2017 ha sido tan brutal que, al menos, parece prudente esperar una confirmación de un giro.

Si te das cuenta, parece que hay un proyecto de doble suelo desde hace ya varios años. El gráfico semanal ayuda a pensar en él. Aunque el mínimo de 2016 esté un 12% por debajo del marcado en 2012, esa zona de soporte horizontal que te he dibujado en verde sería la referencia.

En 2012 y 2013 sí que hubo un doble suelo (bueno, más que doble, cuádruple) que marcó después un rebote muy importante para incluso superar el objetivo alcista. Pero ahora hablamos de una posibilidad a mayor plazo.

Sin embargo, ya sabes que, para que el doble suelo se confirme, habría que superar el máximo entre los suelos. Y aquí estaríamos hablando de la superación del 7.71. Algo demasiado lejano como para pensar en ello ahora mismo, con el precio por debajo de los 2 euros.

Entonces, por mucho que pensáramos en una inversión a largo plazo, hay que descubrir figuras más cercanas que puedan invitarnos a entrar en el valor o no. Lo primero que vemos es que ahora mismo tenemos al valor en una resistencia horizontal. Mira la zona que te he marcado en rosa y te darás cuenta de su importancia. Mínimo de comienzos de 2015, pero también punto que se ha tocado en varias ocasiones y que ha servido de rechazo. Por tanto, el análisis técnico nos dice que, en resistencia no se compra. Y que habría que esperar a ver si se rompe o no para ver si da entrada o no.

Te he marcado también un canal bajista desde el máximo de 2013. Y el precio se dirige hacia la parte alta del mismo, estando ya no demasiado lejos. Por tanto, es otro impedimento para pensar en que puedan proseguir las subidas. Como en el caso de la resistencia horizontal, convendría esperar a la rotura para comprar acciones de la inmobiliaria.

Desde el mínimo de 2016 podríamos trazar un tridente alcista. Y también justo estamos en la zona central del mismo. Luego es otro impedimento para pensar ahora mismo en subidas. Sólo si se superara habría que pensar en ir a la parte alta del mismo.

Por último, podríamos pensar en la existencia de una figura de HCHi desde 2015. La clavicular es la que te he pintado en azul. Si se supera la clavicular podríamos tener un objetivo alcista que busque el máximo de 2013. Pero aún queda para eso. Y, además, la pendiente de esa clavicular está en el límite. Pero lo tendremos en el rádar por si acaso.

En conclusión, se trata de un valor que puede ser interesante y sobre el que hay que estar muy atentos para ver si puede romper por arriba, porque puede dar muchas alegrías. Pero, ahora mismo, está en una zona complicada y hay que esperar.

Como bien dice el propio García Paramés en su libro “Invirtiendo a Largo Plazo”, tenemos una tendencia natural a comprar demasiado pronto y también a vender antes de tiempo. Y si se compra un valor que ya está empezando a subir se asume un coste de oportunidad más bajo, pues reduce el tiempo necesario para el reconocimiento por parte del resto del mercado de la oportunidad en cuestión.

Por ello, vamos a seguir al valor y vamos a ver si confirma realmente el giro alcista o no. Si rompe las resistencias en las que está o no. Si activa ese HCHi o no. Y si lo hace, será el momento de entrar. Si no lo hace, pues habrá que esperar otra oportunidad o encontrar otro valor.

Todo ello basándonos en el análisis técnico. A nivel de análisis fundamental, puede ser que se trate de un valor en el que entrar. Pero si usamos el análisis técnico, lo usamos, ¿no te parece?

Foto Francisco Manuel Esteban/Flickr Creative Commons

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (4 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico