0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Como hemos señalado, un ciclo completo
está formado por 8 ondas, 5 de ellas que marcan un impulso y 3 que
forman el movimiento correctivo posterior. Las ondas del impulso se
identifican con números y las de la pauta correctiva con letras. En el gráfico siguiente podemos ver un impulso completo y sus corrección posterior con los números y letras correspondientes. Dentro del impulso, las ondas 1, 3 y 5 van en la dirección de la tendencia y son impulsivas y las ondas 2 y 4 van en contratendencia y son correctivas y dentro de la corrección posterior las ondas A y C van en la dirección de la corrección y la B va en la dirección contraria.

Reglas de la Teoría de las Ondas de Elliott

ciclo completo de mercado
Al finalizar el movimiento completo de las 8 ondas tendremos una ciclo que, a su vez, formará parte de un ciclo de grado superior. Esas 8 ondas, a su vez, se pueden subdividir, de manera general, de tal modo que las ondas impulsivas se podrán subdividir en 5 ondas y las ondas correctivas se podrán subdividir en 3 ondas, aunque veremos más adelante algunas excepciones.
La pauta se puede aplicar en cualquier escala temporal y las reglas que vamos a explicar a continuación serán siempre válidas sea cual sea el marco temporal.
La Teoría de Elliott solo tiene en realidad tres reglas. El resto de lo que vamos a ir viendo van a ser guías y recomendaciones para poder hacer recuentos que sean correctos y que nos permitan operar en base a ellos. Las tres reglas básicas son las siguientes:

  1. La onda segunda no puede caer nunca por debajo de la primera si se trata de una tendencia alcista. En caso de tendencia bajista la onda segunda no puede subir nunca por encima de la primera.
  2. La onda tercera no puede ser nunca la más corta de las ondas impulsivas de un impulso alcista (es decir la onda 3 no puede ser la menor de las ondas 1, 3 y 5).
  3. La onda cuarta no puede solapar en precio con la onda primera de un impulso alcista (aunque luego vamos a ver un caso especial en el que sí que podrá haber solape, pero como regla general nunca va a poder haber solape de una onda 4 con una onda 1).

Estas tres reglas deben cumplirse siempre y si en nuestro recuento encontramos que alguna de ellas no se cumple tendremos que pensar que el recuento está mal. Los siguientes gráficos muestran ejemplos de recuentos incorrectos porque no cumplen estas 3 reglas de Elliott.
recuento invalido por no cumplir regla onda 2
Recuento inválido por no cumplir con regla onda 2
recuento inválido por no cumplir la regla 3
Recuento inválido por no cumplir con regla onda 3
recuento invalido por no cumplir regla onda 4
Recuento inválido por no cumplir con regla onda 4

Guías o recomendaciones adicionales

Aunque Elliott solo nos da estas tres reglas, hay una serie de guías o recomendaciones que pueden ayudarnos a identificar el recuento correcto, ya que si solo tuvieran que cumplir estas tres reglas tendríamos multitud de recuentos posibles. Entre ellas podemos destacar las siguientes:

Extensión

Una de las tres ondas impulsivas es mayor en precio que las otras dos. Normalmente las otras dos entonces tienden a la igualdad en precio o a una relación de 61,8% o 161,8%. Si vemos tres ondas más o menos iguales en precio habrá que pensar en que no se trata de un impulso.

Las tres ondas son iguales en precio: el recuento de un impulso completo no es correcto

Similitud

Para que una onda sea comparable a otra (es decir, que puedan ser del mismo grado) debe tener un recorrido mínimo del 38% en precio y en tiempo. Si vemos que tras una onda viene otra que dura y corrige menos del 38% debemos pensar que no se trata de una onda del mismo grado.

La corrección es demasiado corta en precio y tiempo: no puede ser la corrección a un impulso

Alternancia

Las ondas 2 y 4 de un impulso alcista deben ser lo más diferente posible: forma, duración, construcción (plana, zig-zag, triángulo, corrección compleja), severidad (tanto por ciento de corrección de la onda previa), complejidad. Lo mismo ocurre con las ondas A y B.

Alternancia entre ondas: son diferentes en tiempo y en forma

Retrocesos

Las correcciones suelen acabar en relaciones de Fibonacci respecto al impulso anterior: 38,2%, 50%, 61,8% tanto en precio como en tiempo. 

Corrección acaba en relación de Fibonacci del impulso anterior en precio y tiempo
Una onda de impulso no será corregida, por norma general, más del 61,8%. En caso de que veamos una corrección superior al 61,8% tendremos que concluir que es la parte final de una figura mayor, es decir, una onda C o una onda 5. Si vemos que una onda 3 o una onda A es corregida en más de un 61,8% habrá que pensar en que no estamos en un recuento correcto.
Por otra parte, una onda 1 tampoco debería ser corregida en más del 61,8%, aunque podemos tener una excepción, y es que durante parte de la onda 2 se vaya más abajo de ese 61,8% pero el final de la onda 2 acabe en ese nivel o por encima en fallo.
La onda 2 va por debajo del 61,8% pero el final está justo en esa cota

Canalización

Se busca dibujar líneas de tendencia y canalizaciones para determinar el recuento más probable. Las líneas principales son la 2-4 en un impulso y la 0-B en una corrección. La línea 2-4 nos sirve para comprobar cuándo el impulso ha concluido. Si esa línea 2-4 se rompe en menos tiempo que tardó la onda 5 en formarse tendremos la confirmación de que el impulso ha acabado. Si esto no ocurre quiere decir que la onda 4 aún está en marcha o que se está en una 5 en pauta terminal o que nuestro recuento está mal. La línea 2-4 no puede ser penetrada mientras se está en la onda 5 a menos que estemos en una pauta terminal. 

Rotura de la 2-4 más deprisa de lo que se hizo la 5 confirma final de impulso alcista
También nos ayuda el trazar la línea 0-2. La línea 0-2 no debe ser tocada al trazarse por ninguna parte de la onda 1. Igualmente, si una vez trazada la 0-2 vemos que corta la propia onda 2 en algún punto, lo más probable es que la onda 2 siga en curso o que el recuento no sea correcto. Además, una vez iniciada la onda 3, la línea 0-2 no debería ser penetrada hasta, al menos, que la onda 3 haya sido igual al 61,8% de la onda 1
La 0-2 inicial no es correcta porque corta lo que sería la 3. Trazamos la 0-2 correcta después que nos indica dónde acaba la 2
En el caso de las correcciones, la línea 0-B es la clave. Sabemos que una corrección en ABC (ya sea un zig-zag o una plana) ha acabado cuando la línea 0-B se rompe más deprisa de lo que se hizo la C. Además, esa línea 0-B no debe cortar ninguna parte de la onda B si queremos que el recuento sea correcto.
La 0-B inicial no es correcta porque corta parte de la corrección, Trazamos luego la 0-B correcta que se rompe más deprisa que la C confirmando final de corrección
En el caso de que veamos un movimiento que canaliza perfectamente con muchos toques en las líneas que forman ese canal, lo más probable es que no se trate de un impulso, sino de una figura correctiva.
Demasiados toques al canal: propio de una corrección no de un impulso

Duración

Tres ondas de un mismo grado no podrán tener la misma duración. Dos de ellas tenderán a la igualdad y la otra tendrá una duración muy diferente. En caso de que las dos ondas no sean iguales tendremos un relación del 61,8%. Esto vale tanto para impulsos como para ondas correctivas en ABC.
La onda 3 y 4 duran lo mismo, la 5 dura mucho más
Si vemos tres ondas seguidas de un mismo grado con la misma duración de tiempo tendremos que concluir que no son del mismo grado.
Recuento incorrecto: las tres ondas seguidas son iguales en tiempo
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico