0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Ayer hablábamos de crash bursátil. Decíamos que el pánico se había apoderado de las bolsas…. Pues bien, para ser un crash y haber pánico, no ha estado mal la subida de hoy. El Ibex ha cerrado en los 13.106,70 +6,95%, superando los 13.000 que se habían atragantado en el anterior rebote desde los 12.000.

Además, los americanos han vuelto a cerrar con subidas, y Microsoft ha presentado resultados por encima de los esperados. Pero, ¿qué ha sucedido para explicar esto? ¿Qué ha pasado para que pasemos del pánico a la euforia?

En primer lugar, fue decisivo el giro dado ayer por los americanos tras los rumores de OPA por parte de Credit Suisse a Bear Stearns. Además, parece que las medidas tomadas por la FED sí que han servido para calmar los mercados.

Pero hoy también ha sido clave otra noticia. La noticia del fraude de un trader de Société Générale por importe de 5.000 millones de euros ha dado una explicación a parte del batacazo de días anteriores. El banco, al darse cuenta de la magnitud del fraude tuvo que cerrar posiciones por ese importe. Y eso provocó en gran medida la caída. Y menos mal que la noticia no se supo antes, que si llega a saberse, el resto de operadores podrían haber hecho mucha más sangre en el banco galo.

Así pues, hemos abierto con gap alcista muy importante por el cierre americano de ayer y hemos mantenido el tono todo el día hasta cerrar de forma espléndida, superando claramente los 13.000.

Esta noche el Dow Jones ha cerrado en los 12.378,61 +0,88, justo en el borde superior de la cuña bajista de la que hablábamos ayer. La no ruptura por arriba nos hace ser un poco cautos (que con la que ha caído no viene mal, no se van a olvidar todos los fantasmas de repente). Recordemos que si la cuña se rompe por arriba, el objetivo de subida estaría en los 13.550.


Pero vamos con nuestro Ibex… Después de la subida de hoy, nos encontramos con un claro objetivo alcista: los 13.500. Recordamos que ese punto era un sólido soporte y se quebró como la mantequilla. La solidez del rebote se pondrá de manifiesto cuando ataquemos esa resistencia, que además coincide con el 38,2% de Fibonacci de la caída desde Diciembre.


Como vemos, el rebote se ha producido en un punto muy interesante, la directriz bajista desde Junio. Mientras no se pierda esa bajista, no veremos nuevas caídas.

Por tanto, aunque mantenemos la cautela porque la situación no se ha estabilizado aún, el objetivo claro son los 13.500 en el Ibex y dependiendo del comportamiento allí, podemos mejorar las situación o no.

Lo que sí que está claro es que hoy las cosas están mejor que ayer (aunque la recesión en USA siga a la vuelta de la esquina o Trichet no vaya a bajar los tipos de interés en Europa), pero no hay que confiarse. No descartamos que el mercado siga subiendo hasta los 13.500 en el Ibex y la reunión de la FED de la semana que viene. Y tal vez, si en esa reunión no se bajan otra vez los tipos de interés como espera el mercado, bajemos de nuevo (y que todo coincida con puntos de resistencia clave en los índices).

Mientras no superemos los 13.500, nos mantendremos en un rango lateral, con la parte inferior en los 12.000 y la superior en esos 13.500. Estas son las dos grandes cotas a vigilar. Por abajo, la pérdida de los 12.000 nos llevaría a los 10.700.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García

Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico