2 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 2 LinkedIn 0 2 Flares ×
Como hemos visto con anterioridad, las ondas correctivas se producen como respuesta a un impulso acabado. Tanto dentro de un impulso de grado mayor en las posiciones de las ondas 2 y 4 como cuando el impulso completo ha acabado.
La norma general es que las ondas correctivas, a diferencia de las impulsivas, se producen en 3 subondas que llamaremos ABC, pudiendo ser de la forma 3-3-5 o 5-3-5. Es decir, que la onda A puede ser impulsiva o correctiva, la onda B debe ser siempre correctiva y la onda C debe ser siempre impulsiva.
Sin embargo, vamos a ver que existen otros muchos tipos de ondas correctivas que pueden, incluso, desarrollarse en 5 ondas como las ondas impulsivas, aunque con múltiples diferencias que hacen posible identificar que no estamos en una onda impulsiva.
El análisis de una onda correctiva es muy complicado, a diferencia de lo que ocurre con ondas de impulso, de tal modo que suele ser muy complicado encontrar un recuento correcto y solo cuando la corrección ha acabado podremos darnos cuenta de la forma correcta. Por ello, lo mejor que podemos hacer dentro de una onda correctiva es dejarnos guiar por canales que se puedan formar así como líneas de tendencia y soportes y resistencias.
Las ondas correctivas las podemos dividir en dos grandes grupos:
  • Correcciones simples: planas, zig-zags, triángulos
  • Correcciones complejas: doble y triple zig-zags, doble y triple planas, doble y triple combinaciones
En las ondas correctivas va a ser mucho más difícil que en las ondas impulsivas encontrar relaciones de Fibonacci en precio y será mucho más fácil poder encontrar relaciones en tiempo que nos ayuden a formular el recuento correcto.
2 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 2 LinkedIn 0 2 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico