0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Bolsa: Por qué no ser un buscador de techos... Lo primero que te voy a decir es que sí, es muy probable que se esté llegando a un punto en el que venga una fuerte caída en las bolsas. También que haya una burbuja en ciernes. Pero, a pesar de todo esto, y aunque te sorprenda, te tengo que recomendar que no busques ese techo.

Si, a pesar de todo, no me haces caso, por favor, te pido que si buscas un techo lo hagas con mucha precaución. Desde luego nunca con un apalancamiento excesivo ni con un porcentaje de tu capital muy elevado. Y si lo haces, con un stop siempre. Repito, siempre. Un stop en ese punto donde te des cuenta de que te has equivocado. De que el estallido de la burbuja no es inminente. Nunca en un punto donde tu capital te diga que ya no puedes aguantar más.

Y si entras con una posición reducida, con un porcentaje pequeño de tu capital, también ajusta tu sistema y los stops. Porque puede ser que, si entras con una posición pequeña pienses que puedes aguantar más tiempo sin que tu cartera se vea mermada en exceso. Pero si haces eso, puede ser que cuando llegue el estallido de la burbuja la caída no llegue siquiera al punto donde entraste.

Dicho todo esto, te voy a explicar mi punto de vista. Por qué no deberías buscar un techo. ¿Quieres conocer las razones? Pues vamos con ellas.

¿Estamos en una burbuja?

La renta variable, menos ciertas excepciones, como nuestro Ibex, ha estado subiendo, prácticamente sin parar, desde que los Bancos Centrales comenzaron a inyectar dinero en el sistema tras la crisis subprime. Desde que cayó Lehman Brothers y vino la última gran caída desde 2007 a 2009, podemos ver como los índices americanos han ido subiendo y subiendo, haciendo máximo tras máximo. También podemos ver que índices europeos, como el Dax o el FTSE han repetido el comportamiento.

Estas subidas han llevado a muchos inversores, incluso analistas, a hablar de una burbuja. Y cuando hay una burbuja ya sabes que tiene que estallar, antes o después. Y ahí está la tentación de intentar descubrir antes que nadie cuándo va a ocurrir.

Hace unos días, los Bancos Centrales hicieron un análisis de la situación en la que decían que no había burbuja. Y este ya es un primer síntoma para pensar que sí que la hay. Puedes ver la opinión de Daniel Lacalle sobre este tema en este enlace: Los bancos centrales no ven señales de burbuja, ¿existen?

Otra de las pistas que nos deben alertar sobre una fuerte caída próximamente es el VIX. Que este indicador se mantenga en cotas muy bajas durante mucho tiempo es claramente un anticipo de que algo fuerte se avecina. Y, como puedes ver en este gráfico, la volatilidad no sólo está en mínimos históricos, sino que vemos que lleva bastantes meses en los que apenas sube.

Gráfico histórico VIX

Gráfico histórico VIX

Por otra parte, hemos visto los índices de sentimiento de mercado más alcistas de mucho tiempo. Por un lado, Investors Intelligence muestra lecturas de los alcistas por encima del 60% durante todo lo que va de año, como se puede ver en el siguiente gráfico.

% Alcistas Investors Intelligence

% Alcistas Investors Intelligence

Por otro lado tenemos que el Fear & Greed Index ha llegado a un máximo difícilmente superable hace apenas un mes. Con lo que tenemos a una gran mayoría de las personas alcistas y con una sensación de que no hay peligro en los mercados.

Fear & Greed Index

Fear & Greed Index

Y en cuanto a análisis técnico, hemos visto como analistas como Antoni Fernández, llevan tiempo anunciando que la subida está provocando una burbuja de proporciones muy considerables y que va a venir una caída muy importante. Por ejemplo, según él, en el Dow Jones se ha llegado a un nivel de sobrecompra en el RSI mensual que en las ocasiones anteriores donde se ha alcanzado ha venido una caída muy importante al poco tiempo.

Sobrecompra en Dow Jones por Antoni Fernández

Sobrecompra en Dow Jones por Antoni Fernández

Todos estos ingrediente, con subidas muy importantes sin apenas correcciones, volatilidad en mínimos y sin señal de que se incremente durante meses, Bancos Centrales diciendo que no hay burbujas, inversores alcistas en proporciones muy altas y sin miedo al mercado y sobrecompra en niveles históricos, debería llevar a una fuerte caída en los mercados.

Si alguien ha leído el libro de Nassim Nicholas Tales, El Cisne Negro, todo esto debería ser el anticipo de un cisne negro futuro que provoque un derrumbe. Cuando hay una complacencia tal en los mercados, cuando la gente no cree que pueda haber problemas y que la tendencia va a continuar, es cuando más peligro hay. Pero, ¿esto significa que hay que abrir posiciones cortas?

Te voy a explicar por qué no deberías hacerlo. O que si lo haces sea con mucho cuidado.

A pesar de todo no deberías ir en contra de la tendencia

Ya sabes que el La Bolsa de Psico lo principal es el análisis técnico. Y, por tanto, voy a incidir en este aspecto para alertarte sobre el abrir cortos antes de tiempo buscando un techo. Porque aunque haya un peligro en ciernes que pueda provocar caídas, ahora mismo el peligro real está en ir en contra de una tendencia alcista tan importante.

Imagina que un huracán devastador se aproxima. Tú eres un pescador que se gana a vida con tu barca pescando. Hay un gran beneficio si tú sales a pescar con el huracán. Porque nadie va a salir a pescar y si tú logras hacerlo, vas a ser el único que venda el pescado, con lo que vas a poder fijar un precio muy alto para venderlo y vas a ganar mucho dinero.

Sin embargo, lo más probable es que, si sales en medio de ese huracán acabes muerto. Además, en el hipotético caso de que lograras salir, pescar y regresar vivo con el botín, no podrías venderlo porque la gente estaría encerrada en sus casas y no saldría a comprar.

Por tanto, lo normal sería que tú también te refugiaras en casa y esperaras a que pasara el huracán. Y, desde luego, no saldrías con la barca antes de saber que el huracán ha pasado. Porque corres el peligro de que si sales con la primera bonanza, resulta que se trate del ojo del huracán y te pillará con toda su fueza.

Entonces, si en la vida real esperarías, ¿por qué en la bolsa se vas a intentar anticipar a que haya cesado ese huracán alcista? Si la respuesta es porque te vas a quedar sin el primer tramo bajista, te puedo decir que también puede ser que te lleves un buen tramo alcista mientras tanto. ¿Merece la pena el riesgo?

Dow Jones desde 1920

Vamos a ver ese mismo gráfico que ha usado Antoni Fernández. Y vamos a ver qué ocurre si entras cuando él dice. Vamos a fijar como entrada cuando el RSI mensual cierra un mes por encima de 80. Un nivel de sobrecompra extremo, que, según él, lleva a una importante caída un tiempo después.

Te he marcado en el gráfico con un círculo todas las ocasiones en las que el RSI mensual supera el nivel 80. Y te voy a analizar todas las entradas que se habrían producido desde 1920 lo que hubieran supuesto. Por cierto, que aunque en su gráfico él considere lo ocurrido en 2007, allí el indicador no llegó a 80, se quedó en 79,21, por lo que ya verás como no hay entrada allí.

Dow Jones y RSI desde 1920

Dow Jones y RSI desde 1920

Abriendo cortos al cierre de mes cuando RSI >=80

Pues vamos a ver lo que hubiera dado este sistema tal y como te digo: compra a cierre de mes cuando RSI >= 80.

  • Octubre 1925: desde que se produce la compra, el giro bajista tarda 4 meses en llegar. Desde la entrada al máximo que se alcanza el índice sube un 4,2%. Y luego la caída lleva hasta el mínimo de la caída una ganancia del 13,2% desde la entrada. Todo esto considerando que logras cerrar justo en el mínimo, que es una quimera. Y el mínimo se alcanza 5 meses después de la entrada.
  • Noviembre 1928: desde que se hace la entrada, el giro tarda 10 meses en llegar. En ese tiempo el índice sube un 31,6% hasta el máximo. Es decir, que tienes que aguantar 10 meses con una pérdida máxima del 31,6%. Eso sí, si logras aguantar, luego viene una caída que, hasta el mínimo, te haría ganar un 86,2% en 44 meses.
  • Noviembre 1936: desde que se abren los cortos, el giro tarda en llegar 4 meses con una pérdida máxima hasta entonces del 6,8% para luego ganar un máximo (repito, si logras cerrar en el mínimo) del 46,8% en 16 meses.
  • Enero 1946: desde la apertura de la posición corta el giro tarda 4 meses en llegar y tienes que aguantar un 4,3% de pérdida máxima para poder ganar un máximo del 21,6% en 9 meses.
  • Diciembre 1954: aquí hay que esperar desde la entrada corta hasta que llega el giro 16 meses, y una pérdida máxima del 29,7%. El problema es que, tras ese giro bajista, el mínimo de la corrección está por encima de tu entrada. Y hubieras perdido un 2,9% como mínimo en 34 meses.
  • Mayo 1959: en este caso tienes que esperar hasta el giro 8 meses. En ese período puedes llegar a perder un 6,9% como máximo para luego ganar, como mucho, un 12,4% en 17 meses.
  • Enero 1986: aquí tienes que esperar 19 meses para un giro y una pérdida máxima del 74,8%. Y luego la caída posterior te proporciona una pérdida, como poco, del 2,9% hasta el mínimo posterior en 21 meses.
  • Junio 1987: esta entrada se añadiría a la anterior, ya que el RSI se vuelve por encima de 80 tras una primera caída. En este caso hay que esperar 2 meses hasta el giro y soportar una pérdida máxima del 13,6% para luego ganar, como máximo, un 33,2%.
  • Enero 1996: en este caso tienes que esperar 19 meses para que haya un giro y soportar una pérdida del 54,6% como máximo para luego, hasta el mínimo de la corrección perder un mínimo del 29,2% en 21 meses.
  • Septiembre 1996: nueva entrada a añadir a la anterior. Aquí hay que esperar 11 meses hasta el giro, aguantando una pérdida máxima del 41,8% para luego perder un 18,5% como mínimo en 13 meses
  • Abril 1997: otra entrada más a añadir a las anteriores. Y en este caso se produce el giro en 4 meses, teniendo que aguantar una pérdida máxima del 19% para luego ganar como mucho un 0,5% en 6 meses.

Es decir, con este sistema, tendríamos que soportar una pérdida máxima media del 26,1% hasta giro bajista en una media de 9,2 meses para luego ganar, como máximo, una media del 14,6% en una media de 17,3 meses.

Tú verás si te conviene abrir cortos así. Porque no es solo que tengas que aguantar una posición en contra de un -26,1% de media. Es que además tienes que aguantar 9 meses con la posición abierta. Y si operas con CFDs te van a suponer unos gastos adicionales. Encima, si logras cerrar la posición justo en el mínimo (que es mucho decir, porque lo normal es que cierres antes o después del mínimo), vas a ganar un 14,6% como mucho pero teniendo la posición abierta 17 meses, con los gastos que supone eso adicionales.

Subidas del Dow Jones desde 1920 antes de estallidos de burbujas

Ahora vamos a mirar de nuevo el gráfico. Y vamos a ver cuánto subió el Dow Jones antes del estallido de las burbujas.

Gráfico mensual Dow Jones desde 1920

Gráfico mensual Dow Jones desde 1920

Por ejemplo, miramos el crack de 1929. Pues resulta que desde la última corrección de importancia, en 1921, hasta el máximo de 1929 hay una subida del 500%.

En la caída de 1987, puedes ver que desde el mínimo de 1982 al máximo de 1987 hay una subida del 260% más o menos.

Desde el mínimo de 1987 tras ese crash hasta que llega el estallido de la burbuja de las .com en 2000 vemos que se sube un 640%.

Y ahora si vemos la subida desde el mínimo de 2009, resulta que la subida es más o menos la misma que la que hubo antes de esa crash de 1987. Pero muy lejos de las subidas de 1929 y de 2000. Sí, en 2007 hubo una subida menor que la de ahora. Pero lo que te quiero decir con esto es que, aunque se suba mucho, no se sabe en qué momento va a estallar la burbuja. Y que en otras situaciones se ha podido subir mucho más antes del estallido.

Otras entradas en posibles burbujas

Otro ejemplo de los peligros de abrir cortos buscando un techo lo tenemos en este caso que nos puso Liverio el otro día, también de Antoni Fernández. Se trata de NVIDIA y de la posible burbuja de la que alertó el analista en agosto de 2016, poniendo un posible objetivo en los 12$. Puedes verlo en este enlace sobre NVIDIA de Antoni Fernández.

Pues bien, si hubieras entrado buscando ese posible techo, te encontrarías ahora con unos cortos abiertos en la zona de los 63$. Y sí, es cierto que desde ahí hizo una corrección justo de un mes que llevó a un mínimo en 57,32, aunque ese mismo día del mínimo hubo un giro para cerrar por encima de los 60$. Es decir, que podrías haber ganado un máximo del 9% si eres muy hábil y cierras justo en ese mínimo. Pero es que si vemos el gráfico ahora vemos que está por encima de los 200$. O sea, que si por los 60$ hace un año y pico había burbuja, ahora la habrá aún más. Pero si te hubieras anticipado, podrías haberte metido en un buen problema. Y más si lo haces sin stops.

Gráfico diario NVIDIA 8 noviembre 2017

Gráfico diario NVIDIA 8 noviembre 2017

Por cierto, que cuando el analista dijo que había burbuja en los 60$, la subida desde que se había acelerado en 2015, sólo daba un 234%, cuando en las anteriores subidas había llegado al 600 ó 700% en las subidas desde 1999 y 2004 antes de una caída de importancia. Y, de hecho, ahora la subida va por el 1000% cuando en aquellas fechas las grandes caídas llegaron tras un 1600 y un 1200% de subida.

Todo esto dicho con los mayores respetos que merece Antoni Fernández como profesional de los mercados. Él es un profesional, yo solo un amateur. Él mueve 40 millones de euros en la Smart Social Sicav. Yo solo mi cartera que es bastante más reducida…

Pero hay gente que ve estas cosas y se lanza a buscar techos sin control. Y ahí llegan los problemas. Y es precisamente lo que quiero evitar con este artículo.

Entonces, ¿qué hacer?

Con todo lo que hemos visto te has podido dar cuenta de los peligros de abrir una posición corta buscando un techo. Porque tú buscas un tramo bajista de importancia, buscas ese cisne negro bajista que te dé un buen porcentaje bajista. Pero, ¿qué pasa si lo que está ocurriendo es un cisne negro alcista? ¿Qué pasa si la subida contra la que entras es una subida mucho mayor de las que históricamente se producen? Pues que te puedes encontrar en un grave problema. Y más aún si no aceptas el error y persistes.

Además, como hemos visto con el caso del RSI mensual, ha habido caídas muy importantes que se han producido con una sobrecompra inferior a la marcada. O sea, que esas caídas tampoco las pillas.

Por tanto, lo que yo te propongo es que no te anticipes. Que no intentes coger el primer tramo de caída, sino incorporarte a la caída una vez que se ha iniciado y cuando tengas alguna confirmación de que la burbuja ya ha estallado.

Es verdad que, si conoces Elliott, sabes que la onda A de una corrección es la que tiene más potencia y la más rápida. Y que no la vas a intentar coger. Pero es que, si operas por Elliott sabes que debes entrar cuando se rompe algo. Una 2-4 de un impulso, una 0-B de un ABC, una BD de un triángulo…. O sea, que lo mires por donde lo mires, no deberías intentar coger esa A hasta que no haya una confirmación.

La propuesta que te hago es esperar a que se confirme que haya pinchado la burbuja. Podría ser una rotura de una alcista, un primer tramo correctivo que llegue, por lo menos, al 38,2% de la subida previa… Y después esperar el primer movimiento correctivo para entrar del lado corto a la primera señal.

Un ejemplo, mirando el gráfico mensual del Dow Jones. Cuando se haga un tramo alcista de importancia, esperar a que se rompa una alcista de largo plazo y que se corrija, por lo menos, el 38,2% del último tramo alcista. Una vez que acabe ese tramo bajista, esperar subida que llegue, al menos, al 50% del primer tramo bajista. Y esperar un reversal para entrar corto. Todo ello si no se supera el máximo previo a la primera corrección. Y desde ahí corto para buscar el segundo tramo bajista.

Por ejemplo, con este sistema, para pillar la entrada corta de la crisis subprime de 2007 habría marcado entrada en mayo de 2008 en 12.638. Es verdad, se pierde el primer tramo bajista de la caída. Pero la entrada te pone un stop de pérdidas en el reversal de un 4% y luego te podría haber dado un máximo de ganancia de 48,8%. Es verdad, coger ese máximo es casi imposible también aquí. Pero parece una mejor relación entre la máxima pérdida y la máxima ganancia que antes.

En la crisis las .com de 2000, hubiera dado entrada en 10.733 en abril de 2000. El stop de pérdidas hubiera sido de un 6,5% y la máxima ganancia hubiera sido de un 32,9%.

En el crack de 1929, hubiera dado entrada en abril de 1930 en 279,20. El stop de pérdidas hubiera sido de un 6,5% y la máxima ganancia hubiera sido de 85,5%.

En el crash de 1987, este sistema no hubiera funcionado. Al ser una caída tan rápida, y tan corta, el sistema no hubiera dado una entrada hasta febrero de 1989 en 2.258 y hubiera saltado el stop con una pérdida de un 5%.

Eso sí, si entras de una forma como la que te he dicho o similar, para incorporarte a un movimiento bajista ya iniciado, hazlo también siempre con stop. Y con una exposición adecuada.

Conclusiones

Evidentemente, no hay ningún sistema infalible. Pero de lo que se trata, al menos en mi opinión basada en la experiencia, es intentar meterse en los movimientos una vez que ya han comenzado. Es mejor eso que no intentar coger un techo.

Con el agravante de que, al menos los índices, a largo plazo siempre son alcistas. Y si buscas un techo, que va a ser temporal, como no aciertes con él, te puede hacer un roto.

Para mí es muy duro ver como gente de La Bolsa de Psico han ido abriendo cortos en el Dow Jones desde los 19.000. Y hemos ido subiendo hasta por encima del 23.500. Entiendo que nadie ha aguantado desde el 19.000 hasta el 23.500, un 23,7% de pérdida. Pero sí que sucesivas entradas han podido hacer rotos importantes.

Encima si se han hecho las entradas con un apalancamiento excesivo… Pues hay varios miembros de la web que han abandonado debido a las pérdidas incurridas. Y lo peor de todo es que en un momento dado el índice se girará, vendrá una gran corrección y encima se tirarán de los pelos. Aún cuando la corrección pueda no llegar al primer punto de entrada.

Además, hay algo más. Por la filosofía de la persona que busca el techo, cuando éste se produce y hay un giro bajista, si logra cogerlo, resulta que a partir de ahí va a salirse muchas veces antes de tiempo y va a empezar a buscar largos. Con lo cual las posibles ganancias se reducen mucho.

Por tanto, mi recomendación es que no busques un techo. Ni siquiera aunque haya muchos indicios de que vaya a haber un giro pronto. Mi consejo es que esperes que se produzca el giro y luego intentes entrar. No antes.

Taleb dice en su libro, el Cisne Negro, que los mercados financieros se mueven dentro de Extremistán. Y que una sola operación te puede proporcionar más ganancias que el resto de operaciones en un período de tiempo mucho mayor. De ahí que pueda venir la idea de coger ese Cisne Negro bajista.

Pero si tú tienes un sistema que te produce ganancias, que tiene una esperanza positiva y que funciona, pero resulta que el cisne negro es a la inversa y una sola operación es la que te hace perderlo todo, ¿qué ocurre? Debes proteger tu cartera siempre.

Por eso, si intentas entrar antes de tiempo, por favor, siempre con stops y con una entrada que no haga que puedas acabar con tu cartera. Es decir, con un apalancamiento reducido y una exposición pequeña. De tal modo que minimices los riesgos. Porque te puedes adelantar mucho al giro. Y luego cuando llegue, tú estés fuera y sin dinero que meter cuando ya tienes la certeza de que el giro ha llegado.

Además, siempre hay activos más débiles que un índice en tendencia alcista brutal donde puedes operar con cortos con mucho menos riesgo.

Pero si de lo que se trata es de ser el más listo y de anticipar el giro, entonces inténtalo. Pero sólo de palabra y no con dinero.

A lo mejor no estás de acuerdo conmigo. Si es así, deja tu comentario para debatir sobre ello. Tal vez esté equivocado y me puedas convencer. Pero, de momento, creo que ser un buscador de techos a lo único que te puede llevar es a la ruina.

Por cierto, todo esto de lo que te hablado es para operaciones a largo plazo. No he hablado de trading day. Allí tú puedes abrir cortos aunque el índice esté en máximos. Pero si tú lo que buscas es un movimiento de medio y largo plazo, entonces es cuando debes leer todo lo que he escrito.

Y dicho todo esto, ahora que llegue el giro bajista y que todos los que se han anticipado que empiecen a ponerse medallas…

Foto Gunther Hagleitner/Flickr Creative Commons

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico