0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Hay un dicho muy popular que dice que todos los caminos conducen a Roma. Desde luego, esta expresión viene del Imperio Romano, cuando se construyeron multitud de vías y calzadas para comunicar la capital del imperio con el resto de las provincias.

Algunas veces te encuentras con dos recuentos posibles que coinciden en alguna parte y en la forma de operar, al menos al principio. Mi recomendación en ese caso es que operes esos recuentos. Y que al llegar al objetivo más conservador de uno de los dos recuentos cierres al menos una parte de la posición, dejando abierta otra parte con stop acorde al primer recuento. Porque al final, todos los caminos conducen a Roma, es decir, al objetivo de ganar dinero con la operación.

Hoy ha sido uno de eso casos durante la sesión del Ibex. Durante la sesión te he comentado la opción de que se estuviera haciendo una pauta terminal, una cuña bajista con implicaciones alcistas. Pero también podía encajar con un ABC bajista. Entonces, la rotura por arriba de la cuña o de la 0-B había que operarla. Y lo único que cambiaba era el objetivo alcista.

Por eso te voy a enseñar un día más lo que deberías haber hecho y cómo identificar cuál de los dos recuentos es el correcto. Vamos a ver el gráfico y seguro que allí lo entiendes mejor.

Gráfico Ibex desde mínimo semanal

Dentro de este gráfico nos vamos a quedar con lo que te he querido explicar antes. Mira el máximo de la sesión hoy. Y la caída que vino después. En rojo tienes el primer recuento. Un ABC con la B igual en duración que la A y luego la C la más larga. Y en morado tienes el segundo recuento. Una pauta terminal con la cuña con solape entre ondas correspondiente.

Gráfico Ibex desde mínimo de ayer

Gráfico Ibex desde mínimo de ayer

Las dos opciones eran posibles en su momento. Y la rotura por arriba era el momento de operar largos. Había apenas 10 puntos de diferencia entre operar la rotura de la cuña y la rotura de la 0-B. Por tanto, lo suyo era esperar que se rompiera la 0-B, que era la que estaba más arriba para abrir los largos.

A fin de cuentas, en caso de pauta terminal, el esperar 10 puntos no suponía gran cosa viendo que se tenía que corregir por completo hasta el máximo diario y en la mitad de tiempo o menos de lo que se hizo la pauta terminal. Y es mucho más seguro esperar la rotura de la 0-B siempre que se haga más deprisa de lo que se hizo la C.

Entonces, suponiendo que has abierto largos en la rotura de la 0-B, el objetivo más conservador era cerrar al llegar a la zona de la B. Ya sabes que ese es el objetivo mínimo cuando se ha terminado un ABC. Y puesto que se ha llegado a la zona de la B más deprisa de lo que se hizo la C, puedes aguantar otra parte para ver si el recuento correcto era el de la pauta terminal.

Han sido 75 puntos de subida con la operación estando el stop 26 puntos más abajo. Parece una de esas operaciones que alguna vez te he dicho que son rentables. Simplemente con un 33% de aciertos ya estás ganando unos puntos.

Ahora viene lo más complicado, que es encajar estos dos recuentos con el recuento previo. Lo primero es decirte que si la opción correcta fuera la de pauta terminal, como hay que retrocederla por completo en la mitad de tiempo o menos, eso querría decir que habría que llegar al máximo de la sesión de ayer antes de las 9:30 de mañana. Si no se llega ahí antes de esa hora querrá decir que lo correcto era el ABC.

Si ayer te había dicho que el máximo del martes era una A ó 1 y la caída posterior una B ó 2, entonces la subida al máximo de hoy podría haber sido una C ó 3. Sin embargo, debes darte cuenta de que esa C ó 3 ha sido más corta que la A ó 1 y que no ha llegado al 162% de la A ó 1, rompiéndose después la posible 0-B.

¿Qué quiere decir eso? Pues que el máximo de hoy no puede haber sido ni una C ni una 3. Entonces eso nos lleva a pensar que la corrección de ayer fue solo una parte de la corrección. Tal vez una a. La subida al máximo de hoy habría podido ser una b fuerte y la pauta terminal la c. Eso haría una B global. Y la subida posterior sería una C.

¿Cuál es el problema de ese recuento? Pues que la b ha sido más corta que la a. Podríamos irnos al gráfico del futuro, lo que sí que nos haría ver que la b dura lo mismo que la a. Pero entonces la pauta terminal no encaja porque no se ha corregido por completo en la mitad de tiempo.

Entonces vamos a pensar que el recuento correcto es el verde. La corrección de ayer una a, el máximo de hoy una (a) de la b, la caída al mínimo de hoy la (b) y ahora la (c) para terminar la b, lo que nos daría para mañana una c bajista cuando haya terminado la b. Y cuando acabe la c bajista y con ello la B, deberíamos tener una C alcista.

Esto es ahora mismo el recuento más posible que vemos. Pero habrá que ver si no estamos en algún tipo de triángulo o pauta más compleja. Mañana deberíamos verlo.

Foto: José Eugenio Gómez Rodríguez/ Flickr Creative Commons

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García

Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico