2 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 2 LinkedIn 0 2 Flares ×

Ibex: Análisis técnico 21 marzo 2016: C’est fini. Fue bonito mientras duró, pero el recuento que veníamos siguiendo de una pauta terminal desde el día 8 hoy ya lo podemos dar por finiquitado. Había que llegar al 8.740c antes de las 14:00 horas pero el Ibex no sólo no se ha acercado a esa cota, sino que ha ido a cerrar el gap bajista del día 15.

Por ello, hay que buscar un nuevo recuento, hay que afinar para ver qué se puede estar realizando desde ese día 8. Y es que, tan importante como encontrar el recuento correcto es, en muchas ocasiones, darse cuenta de cuándo un recuento ha dejado de ser posible y no aferrarse a él. En definitiva, entonar el mea culpa y no empecinarse con ese recuento que no está llevando más que a pérdidas.

Así pues, vayamos a revisar los gráficos y ver si podemos encontrar esa alternativa que pueda ayudarnos a explicar la situación actual. Vayamos con ellos.

Gráfico Ibex diario

Este gráfico sigue mostrándonos lo mismo que días atrás. Un precio comprimido entre la resistencia marcada por los 9.200c por arriba y el soporte de los 8.900c, un precio aprisionado entre la MM100 por arriba y la MM50 por abajo. Y mientras no se rompa por un lado u otro habrá que esperar.

Gráfico Ibex diario

Gráfico Ibex diario

El MACD es otra de las claves. Tras dejar unas divergencias alcistas que han alimentado este rebote, ha ido subiendo sin parar hasta que ahora parece que ya ha suavizado su subida y que está presto a cortarse a la baja. Ese será el momento de ver hasta dónde puede ir la caída y si la alcista se rompe o no, si se pueden dar por finiquitadas esas divergencias alcistas o si siguen siendo válidas.

De momento la estrella vespertina de la semana pasada sigue ahí, sin ser anulada pero sin llevar al precio lo suficientemente abajo como para considerarla como válida. Pero mientras no se supere ese máximo de la semana pasada no podrá decirse que la señal se ha anulado.

Gráfico Ibex desde 8 marzo

Y llega el momento de volver al gráfico maldito. La idea hasta ahora era que se había hecho una A impulsiva inicial, luego una B en abc con la b fuerte y la c en pauta terminal y desde ahí una onda C en pauta terminal también, de modo que el máximo de la semana pasada habría sido una onda iii, el mínimo del día 16 la onda iv y después una onda v.

La rotura de la ii-iv el 17 pareció indicar que la pauta terminal había terminado y que había que corregir la C por completo en la mitad de tiempo o menos de lo que tardó la C en formarse. Y ese 17 se llegó a apenas 40 puntos del objetivo a toda velocidad.

Sin embargo, la subida posterior superó la ii-iv y la 0-B y aunque nos aferrábamos a la posibilidad de que esa superación podría ser válida y que sólo significaría que la corrección posterior a la pauta terminal sólo iba a ser un paso a un nuevo tramo alcista, lo cierto es que atufaba bastante. Ya te lo he dicho muchas veces, si el precio se mete por encima de la 0-B o de la ii-iv por mucho, hay que empezar a pensar que el recuento no era correcto. Y así ha sido.

Porque la única opción era que hoy se hubiera caído al 8.740c. Y no ha sido así. Por ello hay que buscar un recuento alternativo.

Gráfico Ibex desde 8 marzo

Gráfico Ibex desde 8 marzo

Y doctor triángulo nos ha dicho que podría ser que la pauta terminal no fuera la prevista hasta ahora, sino que se estuviera aún haciendo. Que el mínimo del día 17 fuera la onda iv y que ahora se esté aún en la onda v. Esta onda v aún estaría seguramente en marcha, y habría que esperar a que terminara, seguramente en fallo. La rotura de la ii-iv más deprisa de lo que se haya hecho la v sería la señal.

El problema de este recuento es que la ii-iv estaría tan cerca del objetivo bajista que no sería operativa. Porque cuando se rompiera y se tuviera confirmación, el objetivo iba a estar mucho más cerca que el stop a colocar. Por ello no sería rentable. Otro tema es que se pudiera poner el stop en la superación de esa ii-iv, pero no sería fiable del todo y menos si la onda v se estuviera haciendo en triángulo.

Además, este recuento tiene el inconveniente de que la onda iv habría sido más larga que la onda iii. Se podría intentar forzar el recuento, ver si la onda iii acaba más tarde, discutir sobre la fiabilidad de los tiempos con tanto gap. Pero el caso es que habría que asumir alguna premisa que no termina de hacer que las piezas encajen.

Por eso se podría buscar otro recuento desde ese día en el que Mario Draghi destapó la caja de Pandora en forma de billetes y más billetes. Mira el gráfico desde ese máximo con la rueda de prensa de superMario. Una primera caída rápida y violenta. Lo típico de una onda A. Después una subida que tiene menos momento que la caída previa a pesar de superar el máximo de esa posible A, pero sin llegar al 138% y que dura más que la onda A. Lo normal en una onda B.

Y después una nueva caída que dura más que la onda A y que se produce en forma de pauta correctiva pero sin ser una pauta terminal. Es decir, lo normal en una onda C dentro de un triángulo. Porque si fuera una C de un ABC, se debería haber roto la 0-B más deprisa de lo que se hizo la C y además la C debería haberse hecho en forma de impulso o de pauta terminal y no se ha cumplido ni la una ni la otra.

Entonces, la subida posterior podría haber sido la onda D de un triángulo, de tal modo que tendría su alternancia con la onda B y ahora esta caída podría ser la onda E final del triángulo. Se trataría de un triángulo contractivo  de alternancia normal irregular, ya que la B es mayor que la A pero la D es menor que la C.

Si este triángulo fuera bueno, entonces se debería de hacer un escape rompiendo la B-D más deprisa de lo que se haga la E (que puede no haber acabado aún) y el escape podría ser muy violento, hasta incluso el 162% de la pata más larga del triángulo, en este caso la B.

Y eso significaría una subida muy importante cuando acabara la onda E. El problema es cómo encajar este triángulo con lo anterior. Y eso sólo se podría hacer si pensamos que desde el 8 de marzo al máximo de Draghi se hizo un ABC completo que sería una onda A y este triángulo ser una onda B. ¿Cuál es el inconveniente? Seguramente esa onda c la A, porque parece durar un poco menos que la A, aunque en el gráfico del futuro eso se solucionaría.

Por tanto, ahora mismo tenemos dos posibles escenarios, uno que debería dar una caída hasta el 8.740c cuando acabara la onda v de la pauta terminal y otro que debería dar un nuevo máximo muy por encima del 9.200 cuando acabe la onda E del triángulo. ¿Cuál será el correcto? Recuento verde frente a recuento azul… Pues habrá que esperar a ver cuál de los dos gana. En los próximos días tendremos más pistas.

Foto: FreeImages.com/Konrad Baranski

2 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 2 LinkedIn 0 2 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico