5 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 5 LinkedIn 0 5 Flares ×

Día D. Hora H. Se ha llegado al momento clave en el momento justo. ¿Por qué? Pues porque hoy el Ibex ha llegado a la bajista desde el máximo de abril justo cuando el Parlamento Griego tiene que votar el acuerdo con la UE. Curioso, ¿verdad? ¿Casualidad? No, las casualidades en la bolsa no existen.

El resultado de la votación volverá a ser la excusa perfecta para romper o no romper esa bajista y dejarnos en un escenario u otro. Y es que si rompemos esa bajista ahora habremos confirmado un final de pauta correctiva en el mínimo de la semana pasada. Pero si no lo hacemos, mantendremos la duda de una corrección más compleja.

La subida ha proseguido de manera lenta pero inexorable hasta alcanzar esa bajista, sin apenas correcciones, sin descansos. Lo normal cuando hay que romper una posible 0-B más deprisa que se hizo la C. Pero ahora hay que romperla. Hay margen de tiempo aún, pero cuanto antes se rompa, mejor.

Vamos a ver los gráficos y ver lo que podemos esperar mañana. Vamos allá.

Gráfico Ibex diario

En este gráfico puedes ver mejor lo que te he comentado. Estamos justo en la bajista desde máximos de abril y encima el MACD llegando de nuevo a la alcista desde 2014 rota a la baja y a la que se hizo pull-back. La rotura de ambas líneas sería la señal de que hemos acabado en el mínimo de la semana pasada un tramo correctivo y que volvemos a la senda alcista.

Gráfico Ibex diario

Gráfico Ibex diario

Hay de margen hasta el día 23 para romper esa bajista y para llegar a los 11.497. Eso confirmaría el final de un ABC bajista. ¿Y si no rompemos? Pues entonces habrá que pensar en que seguimos correctivos y habrá que volver a analizar un recuento alternativo.

Gráfico Ibex desde 23 junio

Tenemos una caída que ha sido en forma de triple combinación y una subida posterior que está en la zona del 80-100%, que es lo esperado para una corrección a una caída correctiva. Pero se ha subido demasiado deprisa y eso significa que no puede ser una corrección completa a la caída.

Gráfico Ibex desde 23 junio

Gráfico Ibex desde 23 junio

Imagina que la caída fuera una onda A y que ahora estemos en una onda B. Pues si terminara por esta zona ahora habría tardado menos que lo que tardó la A y eso es imposible, a menos que estemos en un triángulo. Y en un triángulo una B no suele ir tan arriba.

Por ello, lo normal sería que se corrigiera por completo la caída, vista la velocidad de subida. Y eso, ¿qué significaría? Pues que la caída ha sido el final de algo. Y que la subida es el comienzo de algo más. Pero lo normal cuando esto ocurre es que la caída haya sido la onda 5 de una pauta terminal. Y eso significaría que no puede haber sido una C, sino algo diferente.

¿Qué significaría esto? ¿Cómo encajaría una onda 5 de una pauta terminal? Pues seguramente habría que pensar que desde el máximo de abril lo que habríamos hecho serían 5 bajistas con solape marcando esa pauta terminal. Y entonces, en lugar de la 0-B que hemos puesto habría que marcar una 2-4, lo que estaría ligeramente por encima, por la zona del 11.410c más o menos.

Pero para esto habría que retroceder toda la caída desde el día 23.

Gráfico Ibex desde mínimo de la semana pasada

La subida desde el mínimo de la semana pasada parece correctiva. Puedes pensar que es impulsiva, pero, ¿cumple con las condiciones para serlo?

Gráfico Ibex desde mínimo semana pasada

Gráfico Ibex desde mínimo semana pasada

Imagina que suponemos que estamos en un impulso. Pues la marcada como A roja sería la 1 y la B roja la 2. El final de la A azul una 3, la B azul una 4 y ahora estaríamos en la 5. Veamos si has ido haciendo los deberes. ¿Qué nos dice que este recuento no sería bueno? Empecemos… La 2 sería un triángulo neutro y sabemos que la onda 2 no puede ser un triángulo. La 4 duraría menos que la onda 3 y encima corrige demasiado poco sabiendo que la 2 también corrigió poco. Y si trazamos una 2-4 vemos que se estaría penetrando dentro de la onda 5 sin haber pauta terminal ya que no hay solapes.

Por ello hay que pensar en el recuento correctivo. Y podría ser una doble zigzag. Habríamos hecho un primer ABC y ahora estaríamos en el segundo tras una X intermedia. Dentro de ese doble zigzag estaríamos ahora ya en la C del segundo zigzag.

Y aquí es donde empezamos a mirar hasta dónde puede llegar esta C. Es muy común que desde el final del primer ABC se haga un tramo igual al 61,8% de ese ABC. Y eso nos llevaría al 11.475f como objetivo. Aunque si contáramos desde el final de la X nos daría un 11.405f.

Por otra parte, como lo normal en un zigzag es que la onda C no llegue a la cota que haría la C igual al 162% de la A (porque eso denotaría un triángulo y aquí no podemos considerar esa posibilidad) entonces tendríamos como máximo un 11.495f como objetivo para la C.

Trazamos la 0-B de ese segundo zigzag y cuando se rompa significará que hemos acabado la C. Y será el momento de ver si hemos acabado un doble zigzag o si tiene que haber un tercero o una triple combinación.

Foto por Chief Photographer’s Mate (CPHoM) Robert F. Sargent bajo licencia Creative Commons

5 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 5 LinkedIn 0 5 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico