0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

El yo-yo es un juguete que consiste en un disco, generalmente de plástico cuyo borde tiene una ranura alrededor de la que se enrolla un cordón que, anudado a un dedo y mediante sacudidas hace subir y bajar el disco.

Además, con práctica y entrenamiento, se pueden hacer múltiples figuras, hacerlo patinar por el suelo, etc, habiendo verdaderos expertos en su manejo que son capaces de deslumbrar a su público.

El uso del yo-yo proviene de muy antiguo, conociéndose dispositivos similares ya en el año 1000 a. C. en China, en la antigua Grecia, aunque el yo-yo del que proviene el juguete actual proviene de Filipinas, y era un artilugio de caza.

Llevamos unas sesiones en las bolsas en las que parece que se tratan de un yo-yo, ya que un día subimos, al siguiente bajamos y así sucesivamente. Es realmente complicado saber para dónde toca tirar cada día, e, incluso, dentro de una misma sesión.

El mini S&P sigue luchando con su soporte en los 1.253. Según se acerca, parece que intenta rebotar siempre, pero mucho ojo, ya que el cántaro está yendo mucho a la fuente. Vamos a marcarnos como nivel crítico los mínimos de estos días. En el momento en el que se pierda, será la señal de alerta para salir escopetados (siempre aplicando un filtro). Por arriba, atención a una posible rotura del canal bajista.


En cuanto al DAX, sigue sin mayor novedad en su canal bajista, cerca de la parte alta y sin perder el soporte de los 6.167. Sin embargo, podemos ver una figura que nos hace ser muy cautos. Como esta misma figura se puede ver en el Ibex, vamos a verla con detenimiento allí.


En cuanto al Euro Stoxx, atención porque parece que quiere romper el canal bajista. Sin embargo, hasta que no rompa la resistencia de los 3.377, no seremos optimistas al respecto. Recordemos que esta cota es la línea clavicular del HCH en gráfico de 2 años del que venimos hablando.


Y, por fin llegamos al Ibex. El canal bajista sigue en todo su esplendor, aunque un día subamos y otro bajemos. Lo interesante es ver como parece estar formándose un banderín (gracias, OPTICIAN, por señalarlo), que, como sabemos, es una figura de continuación de tendencia, con lo que lo normal sería que rompiera por abajo y que nos diera una proyección de caída mínima hasta los entornos de los 10.500 o algo menos. Esta figura suele romperse pronto, con lo que debemos estar muy atentos. En el DAX podemos ver la misma formación.


Si nos fijamos en el gráfico de 30 minutos del mini continuous del Ibex, vemos como desde finales del mes pasado y desde que comenzó el mes de Julio, se ha formado un canal rectángulo con resistencia en los 11.980 y soporte en los 11.580. Dependiendo de por donde se rompa, tendremos un doble suelo (si se rompe por arriba) o un doble techo (si se rompe por abajo). En cualquier caso, la proyección sería de 400 puntos al menos. Lo que es interesante de resaltar es que desde que comenzó la bajada, no ha habido ningún rebote serio. No se ha llegado, ni por asomo, ni al 38,2% de Fibonacci, con lo que hay que estar muy atentos a cuando se rompa esta figura. Si es por arriba, entonces, lo más probable es que tengamos el rebote ansiado. Pero, si es por abajo, entonces puede ser que nos vayamos de un tirón hacia niveles muy inferiores antes de intentar rebotar.


Vamos a estar muy atentos a los niveles señalados. La tendencia sigue bajista, aunque en los últimos días estamos viviendo un lateral muy claro. El que resista el soporte de los 1.253 en el mini S&P puede ser lo que nos diga si rebotamos o si bajamos aún más. Pero mucha atención a las figuras de banderín en DAX y en Ibex. Si el mini S&P pierde el soporte, entonces lo normal sería que los banderines se rompieran por abajo y que nos quedara un fuerte tramo aún a la baja. Pero si aguanta el soporte del mini S&P, entonces podría ser que los banderines se anularan y que el Ibex rebotara con fuerza buscando ese ansiado rebote que parece no llegar nunca. Ojo a los niveles señalados en el gráfico del futuro del Ibex. La rotura del lateral por arriba nos daría la señal de compra. La rotura por abajo haría saltar todas las alarmas…

Y, por último, señalar que el petróleo parece que no nos quiere dar tregua. Si hace dos días llegó a la parte baja del canal alcista y alimentaba nuestra esperanza de que rompiera por abajo, dos días después vemos un rebote importante y la formación de una estrella del amanecer, lo que nos hace pensar en un nuevo rebote y tramo al alza hasta la parte alta del canal alcista. Y esto podría volver a perjudicar a las bolsas de nuevo.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico