0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

El Scalextric es un juego de carreras de coches en miniatura que circulan por vías fijas mediante tracción eléctrica. La pista dispone de unos raíles o surcos en los que se enganchan los coches a través de un pequeño gancho en la parte inferior, circulando éstos por los raíles y obteniendo la electricidad necesaria para correr a través de los bordes metálicos de estos surcos y gracias a unas escobillas que deben ir siempre en contacto con los raíles. Es decir, que los coches no pueden avanzar más que a través de estos raíles y cada vez que se salen de ellos, pierden la tracción y hay que volver a ponerles dentro del surco.

El juego se inventó en Inglaterra en los años 50, y ha sido uno de los más populares en España durante años. De pequeños, muchos hemos jugado con él, partiendo de un circuito inicial y comprando después nuevos tramos para completarlo: chicanes, curvas, rectas, puentes, peraltes, puentes, etc. También la oferta de coches era alta, y podías elegir entre muchos modelos, a cuál mejor. Infinidad de carreras hemos disputado con él, tratando de ganar a nuestros amigos intentando ir lo más deprisa posible con el coche sin sacarlo del carril. Porque cuando en alguna curva nos pasábamos de velocidad, el coche salía disparado del raíl y había que ir corriendo a volver a ponerlo dentro para que pudiera continuar la carrera.

Pues bien, ahora mismo las bolsas parece que circulan por circuitos de Scalextric. Los canales bajistas están tan marcados que no salen de allí. Y cuando parece que hay una mínima posibilidad de que se puedan romper estos canales, el índice se vuelve a meter en él, ante nuestra desilusión.

Ayer parecía que teníamos la posibilidad de que eso pasara. Hablábamos de que estábamos en la parte alta del canal alcista, con el petróleo en la parte baja del canal bajista. Parecía que podía romperse… Sin embargo, el petróleo rebotó en la parte baja del canal (aprovechando las pruebas militares de Irán y un atentado contra la embajada americana en Estambul), y las bolsas comenzaron a notarlo. Pero, sin embargo, lo principal es que no hay fuerzas, de momento, para intentar romper los canales bajistas. El coche continúa dentro del raíl y el piloto es extremadamente bueno y logra que el coche entre en las curvas deprisa y derrapando pero sin salirse del canal…

Decíamos que el mini S&P había aguantado el otro día el soporte de los 1.253 y que allí había rebotado con fuerza. Sin embargo, al llegar a la parte alta del canal, todo se ha vuelto al traste y se ha vuelto a girar, cerrando por debajo del soporte. Vamos a darle de filtro hasta los mínimos de hace dos días. Pero si se pierde el soporte, lo normal es irse bastante más abajo, en primera instancia hacia la parte baja del canal. A menos que “alguien” vuelva a ayudar de alguna forma al verse que se puede perder este nivel.


En cuanto al Dax, al cerrar antes de los americanos, vemos como ha cerrado en la parte alta del canal, pero hoy lo más normal es que baje con fuerza ante el cierre de los americanos, con lo que se esfuma la posibilidad de rotura por arriba, al menos de momento…


Euro Stoxx es el que ha estado más cerca de romper por arriba. Lo ha hecho en el intradía, pero dijimos que debería romper la resistencia de los 3.377 para, de paso, anular la figura del HCH gigante desde hace dos años. Y allí se ha girado con fuerza, con lo que nos deja una falsa rotura y un rechazo muy fuerte ante esta resistencia. Para que la situación mejore, es fundamental romper tanto el canal bajista como este nivel de resistencia. Quedémonos con la cifra: 3.377 (más filtro).


Y el Ibex ha cerrado justo en la parte alta del canal, sin poder con los 12.000. Pero decimos lo mismo que en el Dax. El cierre de los americanos va a hacer que abramos a la baja y que se esfume, de momento, la posibilidad de romper. Aquí vamos a marcar como nivel a vigilar tanto los 12.000 como cota psicológica, como los 12.159. Pero, lo principal es romper el canal bajista.


De momento el movimiento bajista sigue claro, siguiendo a la perfección los canales bajistas. El coche va por el raíl y no hay forma de que se salga de él, siguiendo hacia su meta, que es bajista. Para que la cosa cambie, debemos esperar a que se rompan los canales. Y, para ello, hay que dar los filtros adecuados, que no nos ocurra como con el Euro Stoxx hoy, que parecía romper, pero que al final no ha sido capaz.

Por tanto, mientras no se rompan los canales, la mejor opción sigue siendo ponerse largo en la parte baja y corto en la alta, con los respectivos stops ceñidos. De momento no hay más…

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico