0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

En 1977 George Roy Hill rodó Slap Shot, traducida en España como El Castañazo, en la que fue la tercera película que rodó el director con el recientemente fallecido Paul Newman como intérprete tras Dos hombres y un destino y El golpe.

En esta ocasión, Paul Newman es el entrenador y jugador de Los Chiefs, un equipo de hockey sobre hielo de la ciudad de Charlestown. El equipo no para de perder partidos y es el hazmerreír de la liga. Sin embargo todo cambia con la llegada al equipo de los hermanos Hanson y con el cambio en las órdenes del entrenador: los jugadores deben jugar como verdaderos animales durante los partidos, sin importar si la violencia que emplean es o no legal. Así comenzarán a ganar partidos y a convertirse en ídolos de la afición.

En el vídeo inicial podemos ver cómo se las gastan los hermanos Hanson, golpeando a los contrarios incluso en el calentamiento del partido.

Llevamos ya más de un año de clara tendencia bajista en las bolsas, pero, sin embargo, el último mes, y en particular esta semana, están resultando realmente dramáticas. Como si de los hermanos Hanson se tratara, los golpes y las palizas están a la orden del día. Y el nombre de la película en español viene que ni pintado para definir la situación que están viviendo las bolsas todos los días: van de castañazo tras castañazo.

Dijimos el lunes que el Dow Jones había roto por abajo el canal bajista en el que estaba inmerso desde Agosto del año pasado, y que esto era muy grave. Y eso se ha traducido en una caída desde entonces de 1.743 puntos en solo 4 días, o lo que es lo mismo, un 16,9%. Repetimos, un 16,9% en cuatro días. Tendríamos que irnos a ver las estadísticas, pero, desde luego, si no es el récord en el Dow Jones, debe estar cerca. Hoy se ha perdido, además, el soporte que decíamos ayer de los 9.000 puntos, además como si fuera de mantequilla. Y hoy tenemos que decir, al igual que ayer, que no hay ninguna señal que nos indique que la caída ha finalizado, ni ninguna sensación de que hemos hecho suelo. Cuando la haya la indicaremos, pero, de momento, nada de nada. Y, lo que es peor, ahora mismo tenemos los siguientes soportes bastante lejos. Vamos a fijarnos mañana en la directriz que hemos marcado en rojo. Ese sería un posible punto para que las caídas se frenaran, pero no ponemos la mano en el fuego ahora mismo por ello. Y más abajo, vemos como aparece una directriz dibujad en azul claro que es una directriz alcista que viene desde 1990 y que debería ser una directriz que no se rompiera así como así. Está un poco lejos aún, porque pasaría ahora mismo por los entornos de los 8.000, pero tengámosla en cuenta, vista la velocidad de vértigo con la que cae esto. De reojo miramos los 7.200 – 7.400 como posible punto final de tal modo que se corregiría el 100% de la subida desde 2002.Por arriba (parece que nos hemos olvidado de mirar hacia arriba), tendríamos la primera resistencia de importancia en los entornos de los 9.000. Pero, repetimos, todavía no tenemos una señal de posible suelo a corto. Puede haber rebotes, pero la tendencia sigue brutalmente bajista. Cuando cambie, lo señalaremos, pero, mientras tanto, no deberíamos ir mucho contra ella, a menos que sea para aprovechar un rebote rápido.


Sin embargo, según hemos podido leer hoy en la web de Cárpatos (enlace), los Hedge Fund iban a llevar la caída hasta el 885 del mini SP. Este punto está ya cercano, por lo que si se alcanza, podría haber un cierre brutal de cortos, lo que haría rebotar a los mercados. Vamos a estar muy atentos a esta cota y a lo que pueda pasar en ella, más allá del análisis técnico.

En Euro Stoxx, más de lo mismo. Hoy se ha seguido con el desplome rompiendo todos los soportes que nos encontrábamos en el camino. Se ha perdido el señalado ayer de los 2.561 y ahora el más cercano está en los 2.471, aunque el más sólido está en los 2.380. Pero seguimos mirando de reojo esos 2.200 que nos indicaba como objetivo el HCH gigantesco que señalamos en su momento.


En el gráfico de 20 minutos podemos ver como, de nuevo hoy, el rebote intradía se ha finiquitado al llegar a las inmediaciones de la directriz bajista que se sigue desde el día 3. Mientras esta directriz no se rompa al alza, cualquier rebote será apropiado para ponerse corto. Pero ojo si se rompe. Entonces podría venir un rebote de más consideración (eso sí, démosle el filtro suficiente para considerarla rota, no sea que nos pillen). Por abajo vamos a fijarnos en la directriz roja, que fue directriz de soporte durante varios días en Septiembre y que aún no se ha perdido, por lo que podría ser un punto de potencial rebote. También nos fijaremos en la directriz marcada en azul claro para nuestra operativa de corto plazo. Pero, recordemos, lo importante es romper la directriz bajista señalada en azul oscuro para tener un rebote de importancia. Mientras no se rompa, todo serán fuegos de artificio.


En cuanto al Ibex, y fijándonos de nuevo en el futuro mini, pues hoy hemos cerrado manteniendo por los pelos el soporte de los 9.835 puntos, pero el 9.375 correspondiente al 61,8% de Fibonacci de la subida desde 2.002 está ya a la vuelta de la esquina, y es probable que mañana ya lo toquemos visto el cierre de los americanos y cómo vienen los futuros a esta hora. A menos que haya alguna noticia de importancia esta noche o que los asiáticos nos den una sorpresa, mañana debemos abrir ya muy cerca de ese nivel y no descartamos que lo veamos a lo largo de la sesión. La pregunta está en si ese nivel aguantará o no, puesto que el 50% de Fibonacci apenas nos duró dos telediarios y el rebote en ese punto fue mínimo. Por ello, mucho ojo mañana a ese punto como posible lugar para un rebote o, por lo menos, intentar hacer un suelo a corto plazo.


El desplome continúa día tras día, y hay ya muchas voces que lo están asociando a la ventaja ya casi ganadora que tiene Obama en las elecciones americanas. Ya se sabe que cuando se cambia de partido en el Gobierno (y más cuando el cambio es de Republicano a Demócrata), las bolsas se lo toman muy mal. Si además le añadimos la crisis actual, el resultado es un cóctel explosivo. Y es que el desplome último ha venido justo tras revelarse como las encuestas se han decantado ya abrumadoramente por Obama. Si esto es así, entonces podríamos tener muchos problemas hasta las elecciones, que, recordamos, son a comienzos de Noviembre.

Sin embargo, mañana debe ser un día importante para ver si frenamos en los niveles que hemos señalado. Recordemos, entornos de los 9.400 del mini Ibex y los 885 del mini SP. De momento insistimos en que no tenemos ninguna señal que nos indique la finalización de los desplomes. Pero mañana deberíamos ver como los índices se soportan en las inmediaciones de estas cotas. Y, si no es así, entonces nos deberíamos dirigir, casi irremediablemente, a las catacumbas, pudiendo ver al Ibex en los 7.200, lo cual sería mucho decir, tras estar apenas hace un año en los 16.000. Pero no adelantemos acontecimientos y veamos si mañana los hermanos Hanson nos dan un respiro y no nos golpean con saña de nuevo…

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico