3 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 3 LinkedIn 0 3 Flares ×
Análisis técnico EUR-USD: el pasado 7 de marzo analizábamos el par Euro-Dólar con un gráfico de largo plazo en el que decíamos que el objetivo mínimo debería estar en el 1,027 pero que no descartábamos que al final acabara todo en el 0,797 (ver análisis). Desde el máximo de 2014 estaríamos haciendo una onda C ó 3, lo que explicaría la virulencia de la caída y dependiendo de qué onda sea, el objetivo era uno u otro. Ahora vamos a descender más al corto plazo y al detalle de la onda desde ese máximo de 2014 para ver dónde nos encontramos y cuál debe de ser el objetivo más probable, si ese 1,027 o si el 0.797. Veamos el gráfico.

Gráfico desde máximo de mayo de 2014

Si miramos el gráfico desde mayo de 2014 vemos una caída de manual que roza la perfección. Desde el máximo de mayo al mínimo de octubre vemos una onda 1 inicial, con sus 5 subondas de libro: una subonda iii igual al 162% de la i y luego una onda v igual a la i. 
Gráfico EUR-USD desde mayo 2014
Después se hace una onda 2 muy breve y corta que llega solo hasta un poco más del 23,6% de la onda 1 y que se hace en ABC simple con la c igual a la onda a hasta el máximo de octubre.
Desde ahí hemos estado haciendo una onda 3, con una subonda i hasta el mínimo del 7 de noviembre para luego hacer una ii en ABC con b fuerte hasta el máximo de diciembre y después una caída muy fuerte como se corresponde a la iii de una 3 que habría llegado al mínimo de enero siendo la iii igual al 262% de la i para luego hacer una subonda iv hasta el 25 de febrero y desde ahí una subonda v que es igual al 162% de la i (muy normal cuando la subonda iii es la extendida y llega al 262% de la i) y que acaba la onda 3 de modo que esa 3 es igual al 162% de la 1 en el mínimo de marzo.
Y desde entonces estamos en una onda 4, que ya sabemos que debe de ser lo más diferente posible a la onda 2. De momento ya vemos que es muy diferente, por cuanto ya está durando mucho más que esa onda 2 y que en su primera parte se ha quedado también en el 23,6% de la onda 3.
La forma de esta 4 ya hemos dicho que debe de ser lo más diferente posible posible a la 2. Y eso implicaría que si la 2 ha sido un zig-zag como parece, esta onda 4 no sea otro. Eso nos deja con la opción de que hagamos un triángulo, de modo que estemos ahora en la subonda C o que estemos en una plana, estando en esa C.
Si estamos en un triángulo no descartamos que se trate de un triángulo ascendente y la C deba llegar justo al máximo de la A, aunque también puede ser un triángulo simétrico e ir a la parte alta del mismo. La diferencia no es mucha, aunque ya sabemos que esa diferencia en el par EUR-USD significa mucho dinero.
Pero si estamos en una onda plana, entonces lo normal es que la onda C se quede entre el 100% y el 138%, es decir, entre el 1,1052 y el 1,1255. Pero puede ser que vaya más arriba y entonces estemos en una plana alargada, lo que sería señal de que podría ser la primera parte de un triángulo que llevara aún más tiempo.
Una vez que veamos que acabe la onda 4, deberíamos ver una caída que nos llevara a concluir la onda 5. Lo normal, una vez que la onda 3 ha sido igual al 162% de la 1 es que la 5 sea igual a la onda 1, como pasó con la subonda v de la 1, aunque tampoco hay que descartar una 5 extendida o un fallo bajista para acabar la 5.
Si hay fallo, eso significará que hemos acabado el ABC desde el máximo histórico y que la corrección ha concluido. Pero si la 5 es igual a la 1, para que la 5 acabara en el 1,027 que nos salía en el gráfico de largo plazo para una C igual a la A deberíamos ir en la 4 al 1,176, lo cual sería una subida muy considerable. En el caso de una 5 extendida eso significaría ir al 0,797 y eso sería señal muy probablemente de que estemos en una 3 bajista desde el máximo histórico.
La clave la tenemos ahora en dónde llegue la 4 y en la 2-4 que podamos trazar, así como en cómo se desarrolle después la onda 5. Estaremos muy atentos a cuando esto ocurra y a si podemos trazar una pauta terminal en esa 5 o no.

Gráfico desde mínimos de marzo de 2015

Si hacemos un zoom al gráfico y lo ampliamos desde que habría comenzado la onda 4, vemos que primero habríamos hecho la subonda a y después la subonda b. Puede parecer muy bien una onda plana, por dónde ha llegado esa b, pero también puede ser un triángulo.
Gráfico EUR-USD desde marzo 2015
La diferencia estará en la forma que haga esta subonda c. Si desde el mínimo de abril estamos haciendo un ABC, eso significará que estamos en un triángulo. Y una posible objetivo para la subonda c estaría en el 1,0994, de modo que esa c se haga en ABC con la (c) igual a la (a).
Pero si la subonda c se está haciendo en 5 alcistas estaremos muy probablemente en la opción de onda plana. Y la iii igual al 162% de la i nos llevaría al 1,1199, aún dentro del rango que habíamos marcado para una c de una plana entre el 1,1052 y el 1,1255.
Por tanto debemos esperar a ver hasta dónde llega esta subida. Un ABC nos implica que estamos en la onda c de un triángulo. 5 alcistas representan la c de una plana. Por abajo tenemos trazada la 0-b que será la parte baja del triángulo o la 0-b de la plana y su rotura significará que estamos ya en la 5. También la fuerza de esa caída nos dirá si seguimos en un triángulo o si ha acabado la plana.
3 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 3 LinkedIn 0 3 Flares ×
Opt In Image
¡Suscríbete!
Y llévate gratis el eBook

No te preocupes, a mí tampoco me gusta el SPAM 🙂

MaloPobreNormalBuenoExcelente (Sin votos)
Cargando…
AVISO/DISCLAIMER
La Bolsa de Psico no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores , por lo tanto, no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Igualmente, no se responsabiliza de las opiniones o sugerencias expresadas por terceros en los comentarios.
gplus-profile-picture
Escrito por José Carlos Estévez García
Ingeniero de Telecomunicación y Máster en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. Consultor de profesión, analista técnico de devoción. Enamorado de los mercados bursátiles y de la Teoría de las Ondas de Elliott. Fundador de la web La Bolsa de Psico